Fugas de información empañan consistorio en el Vaticano

CIUDAD DEL VATICANO (AP). Un escándalo sobre la revelación de documentos acerca de luchas intestinas, irregularidades financieras y caos administrativo en el Vaticano ha empañado la ceremonia de este fin de semana donde se ordenará a veintidós nuevos cardenales.

En momentos en que el papa Benedicto XVI disminuye su ritmo al aproximarse a los 85 años, la ceremonia del sábado ha adquirido el aura de una cumbre previa a un cónclave. En la prensa italiana abundan los informes sobre supuestas maniobras de los cardenales y sus partidarios para tomar ventaja en una futura elección papal y sobre el presunto desarreglo de la burocracia del Vaticano mientras el pontífice concentra sus fuerzas debilitadas en otros asuntos.

Todo ese ambiente enrarecido pesa sobre el consistorio del sábado, cuando 22 nuevos príncipes de la Iglesia recibirán sus capelos cardenalicios para ingresar en el grupo de elite que elegirá al sucesor de Benedicto. La ceremonia elevará a 125 el número de cardenales en condiciones de votar para escoger un nuevo Papa.

El viernes, los cardenales antiguos y los nuevos se unieron a Benedicto para un día de reflexión acerca de cómo propagar la fe en un mundo cada vez más secularizado.

El cardenal designado Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York, se disculpó por su italiano rudimentario y con toques de buen humor dijo a sus colegas que la evangelización en el mundo de hoy exigía a sus misioneros vivir y difundir la fe con amor, gozo y "lamento decirlo, sangre".

Recordó que los cardenales usan atuendo escarlata para simbolizar su disposición a derramar su sangre como mártires por la fe y se comprometen durante el consistorio a morir como mártires, de ser necesario.

"Santo Padre, ¿puedes omitir la frase 'derramar tu sangre' cuando me entregues el capelo?", le preguntó Dolan. "¡Por supuesto que no! No somos sino auxiliares audiovisuales escarlatas para todos nuestros hermanos y hermanas también llamados a estar listos para sufrir y morir por Jesús".

El vocero de la Santa Sede, el religioso Federico Lombardi, ha salido al paso de las versiones y documentos que se han filtrado, en los que se sugiere corrupción y lavado de dinero en el Banco del Vaticano.

El escándalo comenzó el mes pasado con la publicación de cartas del ex viceadministrador del Vaticano, quien rogó al Papa no ser transferido después que puso de manifiesto millones de euros en sobrecostos en la administración del Vaticano. Después fue nombrado nuncio en Washington.

Posteriores versiones de prensa se centraron en cuatro sacerdotes investigados por haber usado supuestamente cuentas bancarias del Vaticano para lavar dinero. El director del banco, mientras tanto, sigue investigado por supuesta violación de la ley italiana contra el lavado de dinero tratando de transferir fondos de dos cuentas del Banco del Vaticano sin identificar al remitente ni al receptor. Ha negado toda irregularidad.

Otras versiones incluyeron un documento vaticano que advertía sobre un complot para matar al Papa este año _lo que ha quedado desacreditado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes