Funcionario: Al-Qaida puede tomar Bagdad

ETIQUETAS

Un alto funcionario iraquí dijo que los rebeldes de al-Qaida atrincherados en una ciudad al oeste de Bagdad que tomaron el mes pasado tienen suficiente armamento pesado para tomar el control de la capital.

El análisis franco y sombrío de la amenaza que representan los insurgentes representa surge mientras una serie de atentados causó en Irak causaron 31 muertes.

Desde fines de diciembre integrantes del Estado Islámico de Irak y el Levante, la rama de al-Qaida en ese país, han tomado partes de Ramadi, la capital de la provincia de Anbar, de mayoría suní.

También controlan el centro de la cercana ciudad de Faluya junto con grupos milicianos que no pertenecen a al-Qaida también opuestos al gobierno de mayoría chií.

Las fuerzas del gobierno iraquí respaldadas por milicias sunís lanzaron una ofensiva total el domingo para recuperar Ramadi y las zonas que la rodean. Cinco aliados del gobierno murieron y 15 quedaron heridos en los combates, dijo el vocero Dhari al-Rishawi.

Los enfrentamientos continuaron el lunes y las fuerzas del gobierno tuvieron problemas para avanzar ante la fiera resistencia, dijo la policía.

El viceministro del Interior Adnan al-Asadi dijo el lunes que las fuerzas iraquíes libran "fuertes combates" contra extremistas fuertemente armados para recapturar partes de Ramadi, capital de la provincia de Anbar, y también la cercana ciudad de Faluya.

Al-Asadi dijo que las armas que la rama iraquí de al-Qaida y otros grupos suníes que combaten al gobierno de mayoría chií son "avanzadas y de calibre suficiente para ocupar Bagdad".

El funcionario no ofreció más detalles sobre el tipo o la cantidad de las armas.

El gobierno de Irak anunció el domingo una ofensiva total para sacar a al-Qaida de Ramadi.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada