Funcionarios: talibanes matan a 21 personas en dos ataques

Los talibanes mataron a al menos 21 personas en sus últimos ataques en Afganistán, incluyendo 11 policías abatidos en un asalto a un puesto de control en la provincia de Baghlan, en el norte del país, dijeron funcionarios de la región el martes.

Los ataques se dieron a conocer en el mismo día en que representantes de la milicia radical se reúnen en Moscú con importantes figuras afganas, incluyendo el expresidente Hamid Karzaim y líderes opositores y tribales, pero no con funcionarios del gobierno de Kabul.

En el asalto al puesto de control, los talibanes atacaron a la policía local del distrito de Markazi el lunes en la noche, provocando una balacera que duró al menos dos horas, apuntó Safder Mohsini, jefe del consejo provincial.

Cinco policías resultaron heridos y los talibanes se incautaron de todas las armas y municiones antes de que llegaran los refuerzos, agregó.

"Llegaron tarde, lucharon y lograron tomar el control del puesto”, añadió.

Antes el lunes, los talibanes atacaron a una milicia progubernamental en una aldea del distrito de Dara-I Suf, en la provincia norteña de Samangan, y mataron a 10 personas, incluyendo una mujer, señaló el vocero del gobernador, Sediq Azizi.

Otras cuatro personas resultaron heridas en un ataque contra residentes, incluyendo mujeres y niños, dijo el portavoz. Al tratarse de una zona muy remota, los residentes tienen su propia milicia para defenderse de los insurgentes.

Los talibanes se atribuyeron la autoría de ambos ataques en comunicados a los medios de comunicación.

La cumbre de dos días en la capital rusa entre talibanes y representantes afganos, que comenzará el martes, está considerada un paso más en el camino para resolver la guerra que sacude Afganistán desde hace 17 años, un proceso que se aceleró tras la designación el pasado septiembre del enviado de Estados Unidos para la paz, Zalmay Khalilzad.

Pero la convocatoria ignoró al gobierno del presidente Ashraf Ghani, que criticó la reunión.

El presidente ejecutivo del país, Abdulá Abdulá, manifestó el lunes que el gobierno afgano debería estar en el centro de cualquier diálogo de paz y añadió que Kabul “prefería que la reunión de Moscú tuviera una forma diferente”.

De acuerdo con el mandatario, los talibanes son el mayor obstáculo para la paz pero si el encuentro abre “un espacio para conversaciones de paz reales, sería un paso adelante”.

La milicia radical realiza ataques casi a diario y provocó un elevado número de víctimas en las asediadas fuerzas de seguridad nacionales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes