Gadafi reconquista ciudad petrolera

RAS LANUF ( AFP). Las tropas leales al líder libio Muamar Gadafi reconquistaron el miércoles la terminal petrolera de Ras Lanuf (este), en momentos en que la comunidad internacional debate sobre la conveniencia de armar a las desorganizadas fuerzas rebeldes.

Las tropas de Gadafi entraron en Ras Lanuf, sembrando el pánico entre los insurgentes, que trataban de replegarse hacia Brega, al oeste, bajo disparos de tanques y fuego de artillería, indicaron periodistas de la AFP en el lugar.

Ras Lanuf, donde funciona una refinería, está situada a 370 km al oeste de Bengasi, el bastión de los sublevados. Había sido capturada por los rebeldes el 27 de marzo, al amparo de los bombardeos de la coalición internacional contra las tropas de Gadafi iniciados ocho días antes.

Pero el ejército regular logró el martes frenar la ofensiva cuando los insurgentes, mal equipados para enfrentar el poder de fuego de un ejército regular, se hallaban a unos 100 km de Sirte, la ciudad natal de Gadafi. Y desde entonces no paró de recuperar terreno.

"Estamos en un gran problema, nos replegamos", dijo a la AFP uno de los combatientes, Salama Dadida, a bordo de uno de los centenares de automóviles y camionetas que cruzaban Al Uqaila, a unos 20 km al oeste de Ras Lanuf, en dirección de Brega.

"Las tropas de Gadafi nos disparan con cohetes y obuses", agregó.

"Queremos que los franceses bombardeen a los soldados" de Gadafi, afirmó otro rebelde en fuga, Alia Ati al Faturi.

El apoyo aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña hizo sentir su falta en los últimos dos días en la ruta hacia Sirte.

"Las tropas de Gadafi nos disparan con cañones y obuses de mortero. No podemos con ellos. Nuestras armas son insuficientes", lamentó otro combatiente.

Portavoces rebeldes denunciaron además que las tropas de Gadafi estaban bombardeando con artillería pesada el enclave insurgente de Misrata, a 200 km al este de Trípoli, y el martes mataron a 18 personas, según fuentes médicas.

Gadafi, en el poder desde hace 42 años, acusa a los rebeldes que desde el 15 de febrero conquistaron amplias regiones de Libia de obrar por cuenta de la red islamista Al Qaida, y se niega a renunciar.

El presidente de China, Hu Jintao, advirtió este miércoles a su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, en Pekín que los bombardeos aéreos podrían violar la resolución de Naciones Unidas.

El primer ministro británico, David Cameron, indicó que su gobierno no descarta proporcionar armas a los rebeldes libios, aunque todavía no ha tomado ninguna decisión al respecto.

El canciller francés, Alain Juppé, había declarado el martes en Londres en una reunión de países occidentales y árabes (Grupo de Contacto) que estaba dispuesto a discutir una ayuda militar a los rebeldes, aunque admitió que eso no estaba previsto en la resolución de la ONU que autorizó intervenir en Libia para proteger a los civiles de la represión.

El presidente estadounidense, Barack Obama, tampoco excluyó armar a la oposición si la operación se revelase insuficiente para debilitar militarmente a Gadafi. "No lo excluyo, pero tampoco digo que eso ocurrirá", comentó Obama.

El asunto divide a la comunidad internacional.

Los gobiernos de Italia y Noruega, dos países miembros de la coalición internacional encargada de proteger a la población civil en Libia, se manifestaron contrarios a entregar armas a los rebeldes.

"Armar a los rebeldes sería una medida controvertida, una medida extrema (que) por cierto dividiría a la comunidad internacional", declaró el portavoz del ministerio italiano de Relaciones Exteriores, Maurizio Massari.

"En lo referido a Noruega, entregar armas a los rebeldes libios no es (un asunto) de actualidad", declaró por su parte la ministra noruega de Defensa, Grete Faremo, citada por la cadena pública NRK.

Rusia expresó su rechazo categórico a esos planes.

"El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, declaró que la operación en Libia había sido preparada para proteger a la población y no (con el objetivo) de armarla, en eso estamos totalmente de acuerdo", el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov.

El Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano representativo de los insurgentes, con sede en Bengasi, indicó el martes que trataba de procurarse armamento pesado de "naciones amigas".

Un emisario estadounidense debe llegar este miércoles a Bengasi, donde un diplomático francés asumió el martes sus funciones de representante ante la autoridad de las fuerzas rebeldes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes