Gadafistas frenan el avance de combatientes en Bani Walid

WADI DINAR, Libia (AP). Combatientes leales a Moamar Gadafi abrieron el lunes fuego antiaéreo por segundo día consecutivo contra las fuerzas revolucionarias que ocupan el acceso norte de Bani Walid, una ciudad leal al ex gobernante libio, mientras aumenta la frustración entre las filas de los ex rebeldes debido a que se han estancado sus avances durante varias semanas.

Las fuerzas que luchan contra Gadafi se reunieron en grandes números afuera de Bani Walid desde días después de que los nuevos gobernantes de Libia asumieran en agosto el control de Trípoli y de otras partes del país, aunque persisten algunos reductos importantes leales al hoy ex gobernante fugitivo.

Las fuerzas militares oficiales del Consejo Nacional de Transición, el gobierno interino de Libia, se retiraron de Bani Walid para reagruparse y reforzarse antes de lanzar un nuevo asalto, después de que sufrieran un revés severo en la ciudad el viernes.

Debido a esto, se quedaron en la línea del frente grupos de combatientes que carecen de disciplina. Algunos de estos ex rebeldes, algunos hasta de 18 años de edad, pasan las horas fumando hachís, disparando contra botellas de plástico, discutiendo entre ellos y a veces disparando sin propósito contra las calles, al parecer por puro aburrimiento.

Cuando el contingente decide ingresar en la localidad, se lanza en media decena de camionetas tipo pickup y se retira poco después.

El lunes, tres de los vehículos de los combatientes cayeron en una emboscada de las fuerzas gadafistas en una calle que ninguno conocía. Uno de sus compañeros, Wassim Rajab, dijo que escuchó de sus camaradas que cuatro murieron en esa acción.

En la descripción de otro intento típico de asalto, el combatiente Lutfi al-Shibly, de las montañas occidentales de Libia, dijo: "ingresamos en la ciudad, a unos 600 metros del centro de la misma, pero no tuvimos suficientes fuerzas, así que perdimos la posición y tuvimos que retirarnos".

Los nuevos gobernantes libios afronta una lucha difícil para erradicar a los remanentes del régimen de Gadafi casi cuatro semanas después de que los entonces rebeldes capturaran Trípoli el 21 de agosto y depusieran al gobernante autoritario.

Bani Walid, 140 kilómetros (90 millas) al sureste de Trípoli, es sólo uno de los tantos reductos.

También hay acciones de combate en Sirte, la localidad natal de Gadafi en la costa mediterránea. El baluarte del régimen en Sabha se ubica a cientos de kilómetros (millas) de distancia en los desiertos del sur, y existen otros en zonas más profundas en el centro como las ciudades de Houn y Zallah.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes