García, preocupado por carteles mexicano que calan en Perú

Lima (Perú)(EFE). El presidente de Perú, Alan García, reconoció su preocupación por la creciente penetración de los carteles mexicanos en el narcotráfico en Perú, y ha pedido incluso a México que envíe a policías antinarcóticos para luchar contra esos carteles.

"Tenemos detectado un ingreso de directivas de compra (de cocaína) y de personal mexicano muy agresivo, que intentan reconstruir en el Monzón (valle cocalero en la provincia de Huánuco, centro del país) todo lo que el Estado había avanzado en erradicación", dijo en declaraciones ayer a la prensa extranjera.

Según García, estos carteles, entre los que destaca el de Tijuana, "son realmente salvajes, (practican) el asesinato sin límites y vemos por primera vez arreglos de cuentas con abaleos", en alusión a varios asesinatos de este tipo detectados en los últimos meses en distintos lugares del país.

Reconoció que la celebración este año en Perú de la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), que terminó el pasado fin de semana, ha tenido "distraídas" a la policía y las fuerzas armadas, que han tenido que dirigir sus esfuerzos a garantizar la seguridad de los 30,000 funcionarios extranjeros que este año visitaron Perú.

Así, enmarcó en este contexto los últimos dos graves atentados sufridos por las fuerzas de seguridad: "han buscado las cercanías de APEC para generar dos atentados" (el último de ellos perpetrado ayer con la muerte de cuatro policías).

Pero "ahora toca aplastar al narcotráfico en esa zona cueste lo que cueste", dijo el presidente.

En este sentido, reconoció que ha pedido al presidente de México, Felipe Calderón, su colaboración para combatir a estos carteles, y en la entrevista que mantuvieron el pasado domingo le llegó a solicitar el envío de policías mexicanos antinarcóticos a territorio peruano.

"Tenemos una buena cantidad de ciudadanos mexicanos detenidos como miembros (de las bandas del narcotráfico), pero sus jefes no han sido hallados. Por eso es necesaria esa cercana colaboración co México y, de ser posible, su presencia directa y activa", dijo, y propuso concretamente el envío de 300 agentes mexicanos.

Para García, quienes están utilizando la violencia en Perú "son narcotraficantes disfrazados de terroristas políticos; hay gente armada, pero su motivación es el narcotráfico y defender su espacio", dijo, en referencia a los remanentes de Sendero Luminoso que aún actúan en algunas zonas remotas del país.

Según cifras oficiales peruanas, hay en el país unas 54,000 hectáreas dedicadas al cultivo de la coca (de la que se extrae la cocaína), que generan una producción anual de 116,000 toneladas de hoja de coca y dan trabajo a unas 50,000 familias.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes