General iraní ayuda a Irak

Como muestra del mayor involucramiento de Irán en la crisis iraquí, el jefe de la Fuerza Quds de élite iraní comenzó a ayudar al ejército iraquí y a las milicias chiíes para prepararse para combatir a los insurgentes sunitas que avanzan en el país, informaron autoridades el lunes.

Washington señaló su disposición a trabajar con Irán para ayudar al gobierno iraquí a controlar la insurgencia tras años de tratar de limitar la influencia de Teherán en Bagdad, un cambio drástico que podría haber sido impensable hace unas cuantas semanas.

Estados Unidos también enviará un máximo de 275 militares a Irak para proteger la embajada estadounidense y otros lugares de interés para Estados Unidos y está considerando enviar un contingente de fuerzas especiales, informaron autoridades el lunes.

La Casa Blanca insistió que Estados Unidos no enviará otras tropas de combate ni involucrará a Estados Unidos en una nueva guerra en Irak.

Los insurgentes sunitas tomaron el lunes la estratégica ciudad de Tal Afar, cerca de la frontera con Siria, como parte de su objetivo de unir zonas bajo su control a ambos lados de Siria e Irak. Al oeste de Bagdad un helicóptero fue derribado durante enfrentamientos cerca de la ciudad de Faluya, en que murieron sus dos tripulantes, informaron autoridades de seguridad.

El comandante de la Fuerza Quds, el general iraní Gasem Soleimani, ha realizado consultas en Irak para hacer retroceder a un grupo escindido de al-Qaida, llamado Estado Islámico para Irak y el Levante (EIIL), según funcionarios de seguridad iraquíes.

Pero la presencia de Soleimani en Irak posiblemente avive las viejas sospechas de los suníes sobre el gobierno encabezado por los chiíes y sus lazos cercanos con Teherán.

Según los funcionarios Estados Unidos fue notificado antes de la visita de Soleimani.

Soleimani ha inspeccionado las defensas iraquíes y ha revisado los planes de sus altos jefes y de las milicias iraquíes chiíes apoyadas por Irán, señalaron las autoridades. El alto oficial instaló una oficina de operaciones para coordinar con las milicias y visitó las ciudades de Najaf y Karbala al sur de Bagdad, donde están los santuarios más sagrados de los chiíes, y las zonas al oeste de Bagdad donde las fuerzas oficiales se han enfrentado con los milicianos desde hace meses.

El EIIL ha prometido que avanzará hacia Bagdad, Karbala y Najaf en su amenaza más seria a la estabilidad iraquí desde que las tropas estadounidenses salieron del país en el 2011. Un llamado a las armas el viernes por parte de un importante clérigo chií iraquí, el gran ayatolá Ali al-Sistani, nacido en Irán, subrayó la importancia de proteger los lugares sagrados.

Autoridades militares iraquíes dijeron que unos 500 integrantes de sus fuerzas de élite y voluntarios volaron el lunes a Tal Afar y se preparan para recuperar la ciudad.

Tal Afar, con una población de unos 200.000 habitantes, está 420 kilómetros (260 millas) al noroeste de Bagdad. La mayoría de sus habitantes son chiíes y suníes turcomanos, por lo que hay más temores de atrocidades a manos de los combatientes del EIIL, que consideran herejes a los chiíes.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7