Gira de presidente ruso termina con visita a Fidel Castro

LA HABANA(AP). El presidente ruso Dmitry Medvedev se reunió el viernes con los hermanos Castro en Cuba, en el cierre de una gira diseñada para robustecer las relaciones de su país con América Latina

Medvedev pasó horas hablando y visitando lugares de interés con el presidente anfitrión Raúl Castro antes de sostener una reunión privada con el convaleciente Fidel Castro.

"Ha sido una visita magnífica y ahora va a ver a Fidel", dijo el presidente cubano Raúl Castro ante periodistas mientras tomaba del brazo a su colega invitado durante una ceremonia en la que depositaron una ofrenda floral en la tumba de medio centenar de soldados soviéticos que murieron en Cuba en 1962 y 1963, en una época en que la isla forjaba una fuerte alianza con el bloque comunista.

No se conocieron de inmediato detalles sobre el encuentro entre Medvedev y el líder comunista y ex presidente cubano.

Ambos gobernantes pasaron casi toda la tarde del jueves juntos realizando recorridos --una ofrenda floral o visitando una catedral ortodoxa-- y en rondas de conversaciones.

No hubo una agenda detallada de los temas de estos encuentros, pero los reportes de la prensa local, de corte gubernamental, indicaron que se centraron en las relaciones bilaterales y las formas de potenciar el comercio.

Integrantes de la delegación rusa rechazaron que la gira por Latinoamérica haya sido concebida como una provocación a Estados Unidos. El gobierno de Moscú rechaza el plan de Washington de instalar en países de Europa del Estado un sistema de defensa antimisiles, que considera amenaza su propia seguridad. La Cámara Alta del Parlamento Checo aprobó el jueves el trato para aceptar la instalación de misiles estadounidenses en su territorio.

Fidel Castro, de 82 años, se encuentra retirado, pero mantiene un enorme peso simbólico por su trayectoria de líder revolucionario. Durante su mandato La Habana fue el único aliado de Moscú en el continente.

"Hemos ido a estados que los presidentes rusos o los presidentes soviéticos nunca han visitado. Eso significa una cosa, no hemos prestado la suficiente atención a esos países", dijo Medvedev a llegar a La Habana a periodistas que lo acompañaron antes por Perú, Brasil, Venezuela.

Medvedev reconoció que precisamente estos encuentros con mandatarios, funcionarios y empresarios abrirán una etapa de "mutuo beneficio" entre las partes.

Medvedev habló el jueves con el presidente venezolano Hugo Chávez a bordo de un buque de guerra ruso y antes con los líderes boliviano Evo Morales y nicaragüense Daniel Ortega. Dijo que Rusia considerará sumarse al bloque comercial socialista liderado por Chávez.

El jefe del gobierno de Moscú también suscribió acuerdos con Brasil y Perú, como parte de un esfuerzo de estrechar las conexiones políticas, económicas y militares en Latinoamérica.

"Uno debe admitir, que sencillamente, nunca hemos tenidos una presencia seria aquí. Estos han sido solo episodios", expresó el gobernante ruso.

Cuba fue estratégica para Moscú durante las décadas de la Guerra Fría pese a las maniobras estadounidense que consideraba un peligro estos nexos amistosos a pocas millas de sus costas.

Mucho profesionales isleños se formaron en la entonces Unión Soviética y hablan ruso, el transporte y la industria sobrevivieron gracias a la tecnología, piezas y refacciones de la Europa del Este, debido al bloqueo económico impuesto por Estados Unidos contra Cuba.

La caída del comunismo significó un duro golpe para Cuba y las relaciones prácticamente desaparecieron. Actualmente el comercio binacional alcanza los 360 millones de dólares.

En días recientes se informó que Rusia estaba interesado en la prospección petrolera y de níquel en Cuba.

Medvedev y Chávez presenciaron el arribo de una flota rusa que realizará en el Caribe maniobras militares conjuntas con Venezuela y firmaron acuerdos de colaboración en energía nuclear, comercio, gas y petróleo.

El gobernante venezolano estuvo en septiembre en Moscú para evaluar nuevas compras de armamento y concretar una serie de convenios petroleros.

Chávez adquirió con anterioridad unos 100,000 fusiles Kalashnikov AK103 rusos, 53 helicópteros y 24 aviones Sukhoi, por un monto cercano a los 4,400 millones de dólares, pese a las críticas de Estados Unidos al respecto.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes