Globalización y corrupción, los retos de Italia y América Latina

La corrupción y la globalización económica figuran entre los grandes retos de Italia y América Latina que fueron analizados este miércoles el curso de la conferencia Italia-América Latina, que se celebró en Roma.

Bajo el lema "Para crecer juntos", ministros de Relaciones Exteriores de Italia, Colombia, Bolivia, Costa Rica y El Salvador, así como embajadores, personalidades políticas y representantes de importantes empresas italianas, abordaron en la sede de la cancillería italiana dos temas claves para el futuro económico de Italia y el subcontinente americano.

"La prioridad ahora es invertir en el sector energético y luchar contra la corrupción, dos factores claves para impulsar el crecimiento", reconoció el canciller italiano, Angelino Alfano al abrir la conferencia.

El evento, con carácter bienal y a nivel de cancilleres, celebra este año además los 50 años de fundación del Instituto Ítalo-Latinoamericano (IILA), organización activa en campo cultural, científico y de cooperación.

Lanzadas en Milán en 2003 con fines fundamentalmente económicos y empresariales, las conferencias se trasformaron en los últimos años en ocasiones políticas.

En 2015, el entonces jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi, y los presidentes de Colombia, Bolivia y Honduras inauguraron en Milán la séptima edición con el objetivo de fijar metas para un desarrollo común sostenible.

"No repitamos los errores del pasado con un desarrollo desequilibrado y protejamos ante todo la Madre Tierra", abogó el canciller boliviano, Fernando Guanacuni.

Por su parte la canciller colombiana, María Angela Holguín, recordó que los países de América Latina son hoy por hoy "economías en crecimiento continuo, con niveles de pobreza que año tras año disminuyen, dando así origen a una clase media creciente. Una región que además ama la paz", dijo.

La lucha contra la corrupción y la amenaza que constituye ese fenómeno para el crecimiento y la democracia, fue el tema central del segundo debate de la plenaria, en el que intervinieron varios fiscales latinoamericanos, autoridades italianas, representantes de empresas y funcionarios gubernamentales.

Dos personalidades italianas, el juez de la Corte Penal Internacional, Rosario Aitala, y el Procurador Antimafia y Antiterrorismo de Italia, Federico Cafiero de Raho, participaron en el encuentro.

"La corrupción no es un fenómeno nuevo, pero ahora cuenta con instrumentos para desarrollarse en forma distinta", reconoció Aitala, tras reiterar que la corrupción termina por afectar directamente la democracia.

"Las organizaciones criminales y las mafias han abandonado el instrumento de la violencia y lo remplazaron con la corrupción", explicó por su parte Cafiero de Raho, quien combatió por años la temida mafia calabresa, la Ndrangheta.

"Cuando entra la mafia, primero contamina, luego transforma, por último fagocita. Cuando dice 'aquí esta la mafia', ya es tarde, no se logra arrasarla", agregó en un llamado a los latinoamericanos a la prevención, a "armonizar leyes" y compartir instrumentos.

"Si con un solo mensaje mueven dinero y droga, nosotros debemos poder hacer lo mismo para mover policía y jueces", dijo.

Un modelo "espontáneo" que ya se aplica con países como Colombia, Costa Rica, Brasil, Uruguay y Panamá, aseguró.

Las investigaciones sobre los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht para adjudicarse contratos en América Latina, un escándalo que ha sacudido a los círculos del poder y la política en casi todos los países de la región, es un primer paso en esa dirección para algunos observadores.

La colaboración institucional resulta clave contra un delito que ha adquirido un carácter transnacional.

"Se trata de un tema de relevante actualidad, para el que el intercambio de experiencias y buenas prácticas es particularmente útil y perfectamente en línea con los proyectos de cooperación que se están desarrollando actualmente con algunos países de la región", adelantó en una nota la cancillería italiana.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes