Gobierno y FARC exhiben avances en desminado frente a escalada del conflicto

El Gobierno de Colombia y las FARC anunciaron hoy que han completado la primera fase del plan piloto de desminado en Antioquia, un avance sustancial en un momento tenso del proceso de paz, que hoy contó con la presencia inédita de la canciller María Ángela Holguín, y en medio de la escalada del conflicto armado.

Las dos delegaciones de paz al completo y representantes de Cuba y Noruega, garantes del proceso, dieron hoy a conocer en La Habana que el proyecto de desminado, acordado en marzo, se llevó a cabo entre el 20 y el 27 de mayo en la vereda de El Orejón, en el municipio de Briceño (Antioquia), donde se identificaron cuatro áreas peligrosas que suman 12.000 metros cuadrados.

En esa primera fase se recogió "información precisa y útil" para la siguiente etapa de limpieza y descontaminación, que se llevará a cabo a finales de junio, según indicaron a Efe fuentes cercanas al proceso.

"Por primera vez en más de cincuenta años de conflicto, un batallón del Ejército y las FARC, en forma conjunta, llevan a cabo acciones que favorecen una población afectada de forma severa", subrayó el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, cuyo equipo se vio hoy reforzado con Holguín y el líder empresarial Gonzalo Restrepo, que participaron en la mesa de negociación.

Nombrados la semana pasada por el presidente Juan Manuel Santos como refuerzo al equipo negociador participaron hoy por primera vez en los diálogos de paz con las FARC, aunque no permanecerán en Cuba hasta el cierre de ciclo el próximo domingo.

Su presencia en La Habana fue bien recibida por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que expresaron su confianza en el papel que éstos pueden desempeñar en el proceso de paz, que atraviesa dificultades después del recrudecimiento del conflicto armado en el país en la última semana.

"Su peso y jerarquía contribuirán a vencer muchas prevenciones. (..) Creemos que la experiencia diplomática de la canciller Holguín puede incorporar la dosis de tranquilidad necesaria", señaló hoy un comunicado del máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño alias "Timochenko", leído a los periodistas en La Habana por el jefe negociador de la guerrilla, "Iván Márquez" (Luciano Marín Arango).

La guerrilla también valoró el relevo de Juan Carlos Pinzón como ministro de Defensa, cartera que ahora ocupa Luis Carlos Villegas, hasta ahora embajador en EE.UU.; gesto que también entendieron como un "mayor compromiso" de Santos "con la búsqueda de entendimientos".

La adhesión de Holguín y Restrepo se produce en un momento de máxima tensión en Colombia ya que en la última semana han muerto 40 guerrilleros en varios bombardeos del Ejército, entre ellos dos integrantes del equipo de paz; a lo que las FARC respondieron con la suspensión de su tregua unilateral e indefinida.

A pesar de estos escollos, hoy se escucharon mensajes de ambas partes en favor de proseguir los esfuerzos por lograr la paz y avanzar en medidas de "desescalamiento" del conflicto, como es el caso del plan de desminado que ya ha empezado a rodar.

El guerrillero "Pastor Alape" (alias de Félix Antonio Muñoz Lascarro), quien formó parte del contingente de las FARC que participó en los trabajos preliminares del desminado en Antioquia, señaló que se trata de "un gesto esperanzador" para la paz que lanza el mensaje "que hay que dar", de que "si hay voluntad y firmeza" se puede poner fin a la guerra.

Alape reiteró que las labores de desminado inciden en la necesidad de un cese el fuego bilateral", que es lo que "el país está reclamando" y que es la "salida lógica, inteligente y civilizada".

Desde el Gobierno, Humberto de la Calle señaló que el inicio de las tareas de desminado demuestra que "hay una oportunidad real y palpable que no podemos dejar escapar" de terminar la guerra y que "es posible inaugurar un futuro de paz".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7