Gobierno Guatemala aspira a que el desfile del Ejército vuelva a las calles

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, destacó hoy la labor "ejemplar" realizada por el Ejército, al tiempo que su ministro de Defensa, William Mansilla, confirmó que quieren que las tropas vuelvan a desfilar por las calles de la capital tras casi una década de ausencia.

El presidente del país durante su discurso en los actos conmemorativos expresó que: "El Ejército ha sido una institución ejemplar aportando sus capacidades para el beneficio de la ciudadanía".

Morales alabó la actuación del Ejército ante desastres naturales, en el mantenimiento de la seguridad y en misiones internacionales de paz.

Un trabajo, apuntó Morales, que aumenta la "confianza que el pueblo siente por su Ejército".

Por su parte, Mansilla afirmó que "aspiramos a eso", de volver a desfilar en las calles, en declaraciones a los periodistas tras participar en los actos conmemorativos del 145 aniversario de la Gesta Revolucionaria de 1871 y Día del Ejército celebrados en el interior de la Fuerza Aérea Guatemalteca.

En un primer momento, el Ejecutivo encabezado por Morales anunció que el Ejército recorrería el centro de la capital, lo que suponía la vuelta del desfile suspendido en 2008 bajo la Presidencia de Álvaro Colom (2008-2012) para no ofender la memoria de las víctimas del conflicto armado interno iniciado en 1960 y que finalizó en 1996, que dejó unas 200.000 víctimas, el 80 % atribuidas a la Fuerza Armada.

La controversia generada, materializada en una marcha por el centro de la capital, obligó al Ejecutivo a retirar esta propuesta para garantizar la "convivencia".

El desfile se celebró finalmente hoy en el Comando Aéreo Central (Fuerza Aérea Guatemalteca) ante la presencia de más de dos mil personas.

Según Mansilla, "fue una manifestación espontánea de la población que creé y confía en su Ejército", negando cualquier acusación de que los familiares de los militares fueran obligados a acudir al evento.

El responsable de Defensa remarcó el nivel de aceptación de las fuerzas armadas entre la sociedad, por encima del 70 por ciento, y expresó su confianza en que las tropas puedan volver a desfilar "en el futuro" por las calles de la capital, como ocurre en otros países con injerencias militares pasadas, como Argentina o Chile.

Mansilla destacó la labor del Ejército en operaciones de paz, en la lucha contra el narcotráfico, así como su contribución al desarrollo, un modelo de trabajo basado en la "paz y reconciliación".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7