Gobierno argentino incluye a familiares de funcionarios en amnistía fiscal

Cinco meses después de una ley de amnistía fiscal en Argentina, el gobierno de Mauricio Macri incorporó por decreto a familiares de funcionarios que habían sido expresamente excluidos de este beneficio, medida que fue criticada este jueves por la oposición.

A través del decreto 1.206 publicado el miércoles en el Boletín Oficial, el gobierno habilitó que padres, cónyuges e hijos menores de quienes estén en la función pública o lo hayan estado desde 2010, declaren su dinero y sus bienes previos al ingreso del familiar al cargo del Estado.

La exclusión de familiares directos de funcionarios al blanqueo de capitales había sido una condición exigida por el opositor Frente Renovador (FR, centroderecha) e incluso parte de la coalición de gobierno Cambiemos (derecha y socialdemócratas) para votar a favor en el Congreso.

"Es un decreto impúdico", sentenció Alberto Fernández, dirigente del FR y exjefe de gabinete de Néstor Kirchner (2003-2007).

Líderes opositores rechazaron la medida al considerar que busca beneficiar al padre del mandatario, el poderoso empresario Franco Macri, que aparece como dueño de empresas offshore familiares radicadas en paraísos fiscales de Bahamas y Panamá.

El presidente Macri figura como directivo de una de estas firmas offshore, investigada en la justicia luego de la revelación de documentos de la firma de abogados Mossack Fonseca, implicada en el escándalo de los "Panama Papers".

"Blanquear es amnistiar y Macri ahora amnistía a su padre", tuiteó el diputado Felipe Solá, del FR, quien propondrá formar una comisión bicameral que investigue a cada pariente que aproveche esta medida.

La ley vigente dispone la exclusión al llamado "sinceramiento fiscal" de funcionarios nacionales, provinciales o municipales en los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, y aquéllos que hayan ocupado cargos a partir del 1 de enero de 2010, estén o no actualmente en funciones.

Esa prohibición se extendía a cónyuges, padres e hijos menores emancipados, los que ahora quedaron incorporados.

Desde el lanzamiento en agosto del plan oficial de blanqueo, argentinos que tenían divisas ocultas del fisco y fuera del sistema financiero declararon casi 7.000 millones de dólares.

También se declararon unos 20.000 millones de dólares en tenencia de activos, propiedades y otros bienes, según un informe oficial.

El "blanqueo" no obliga a los inversionistas a repatriar las divisas no declaradas pero permite cobrar al fisco un porcentaje de impuestos sobre lo 'blanqueado'.

El programa vence el 31 de marzo de 2017.

Según cifras actualizadas del órgano fiscal, a diciembre de 2015, había en el exterior unos 232.000 millones de dólares fugados por argentinos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes