Gobierno colombiano sin fórmulas para oferta a rebeldes

BOGOTA (AP). El gobierno carece por ahora de opciones jurídicas que le permitan cumplir su oferta de otorgar la libertad a aquellos rebeldes que se fuguen de la guerrilla trayendo consigo secuestrados, pero que hayan cometidos delitos de lesa humanidad durante su actividad insurgente.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, dijo hoy miércoles que era un caso "muy hipotético" y hasta "extraordinario" el que Jorge Briceño, alias "Mono Jojoy", uno de los siete jefes de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y visto como el comandante militar de ese grupo, pudiera abandonar las filas insurgentes con secuestrados.

"Si el Mono Jojoy, él se desmoviliza con secuestrados, ya es que las FARC se derrumbó...eso (la fuga del comandante guerrillero) es un caso muy hipotético, si llegase a suceder pues eso sería un caso realmente extraordinario sobre todo porque significaría, repito, que las FARC se habrían derrumbado", dijo Santos a la cadena radial Caracol.

El ministro habló sobre el tema de la política del gobierno, desde fines del 2007, de ofrecer recompensas en dinero y beneficios jurídicos a los insurgentes que se escapen con secuestrados, porque la víspera dos guerrilleros rasos de las FARC huyeron junto a dos rehenes, que habían sido plagiados a fines de diciembre, de acuerdo con la versión suministrada por el Ministerio de Defensa.

Santos indicó que una vez que se ratifique que realmente ambos guerrilleros ayudaron en la fuga de los dos secuestrados y se determine su situación jurídica en la Fiscalía General, el gobierno entonces cumplirá su compromiso de pagar una recompensa, cuyo monto no especificó.

Pero además el ministro, tanto como lo ha hecho el presidente Alvaro Uribe, ratificó que esa oferta de beneficios jurídicos es para todos los rebeldes, incluyendo jefes como el Mono Jojoy, quien tiene pendientes condenas penales y órdenes de captura por delitos como homicidio y secuestros, este último considerado un crimen de lesa humanidad.

Santos, citando datos de la Fiscalía, explicó que los rebeldes que se han fugado hasta ahora con rehenes y que han recibido beneficios y pagos de recompensas no habían participado en secuestros.

"Ninguno de estos que se ha volado (escapado) había cometido ningún tipo de crimen de lesa humanidad, no habían participado en los secuestros...no nos hemos confrontado todavía con la situación de una persona que haya cometido ese crimen de lesa humanidad", indicó.

"Frente a esa situación cuando eso se presente pues veremos cómo lo manejamos", dijo.

"Se está discutiendo cómo podría ser algún tipo de procedimiento, algún tipo de figura jurídica para que la persona que se entregue con un secuestrado que haya cometido algún tipo (de delito) de lesa humanidad tenga un beneficio", agregó.

Santos desmintió además que el gobierno no le hubiera pagado la recompensa a Pablo Montoya, alias "Rojas", un guerrillero que se entregó en marzo del año pasado con la mano derecha que cortó a Iván Ríos, uno de los siete jefes de las FARC, a quien mató de un tiro en la cabeza.

A Rojas "se le entregó una recompensa de 2,500 millones de pesos (unos 1,3 millones de dólares), ahí están los recibos...él esta diciendo que no le han cumplido no sé por qué", dijo Santos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes