Gobierno hondureño endurece su postura

TEGUCIGALPA ( AP). Las fuerzas armadas hondureñas dieron un firme respaldo al gobierno de facto en un momento de impasse en las negociaciones y afirmaron que no avalarán la reinstalación del presidente Manuel Zelaya porque sería una violación a las leyes.

Las Fuerzas Armadas " no están de acuerdo con que se haga nada que violente las leyes y la constitución... (el retorno de Zelaya al poder) violenta la constitución, según nuestras leyes, pregúntenle a la Corte Suprema de Justicia", dijo el ministro de la defensa hondureño, Leonel Sevilla.

Arturo Corrales, uno de los negociadores del gobierno de facto presidido por Roberto Micheletti, dijo el miércoles que " no es factible" esa reinstalación porque " hubo violaciones a la ley tipificadas".

Sin embargo, desde que comenzó el proceso de diálogo el 7 de octubre la delegación de Micheletti indicó que estaría de acuerdo con la reinstalación de Zelaya, pero manifestó objeciones sobre el procedimiento para la restitución. Ahora uno de los integrantes de la delegación del gobierno de facto declara un franco rechazo.

Las negociaciones están estancadas -ninguna de las dos partes las declara rotas- debido a que el gobierno de Micheletti pidió que sea la corte la que diga si l mandatario depuesto puede o no volver al poder.

Zelaya, derrocado por los militares el 28 de junio, rechazó la propuesta porque sería " legitimar el golpe de estado". La corte ha expresado opiniones contrarias al regreso de Zelaya al poder.

Mientras las charlas en Tegucigalpa parecen desintegrarse, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA,) José Miguel Insulza, dijo en un informe presentó que hay " estancamiento en las negociaciones, por lo tanto hay que trabajar en sacarlo adelante".

Agregó que a pesar del estancamiento, " ninguna de las dos partes ha mencionado la posibilidad de abandonar las negociaciones".

En un comunicado previo de prensa dijo que " una de las partes presentó una propuesta que pretende forzar una legitimación de lo ocurrido el 28 de junio de 2009. Esta pretensión hace inviable un buen resultado en el dialogo".

Micheletti también emitió un comunicado el miércoles y pidió a Insulza que use " mejor juicio y guarde prudencia en futuras declaraciones... exigimos que mantenga su promesa de no intervenir en este asunto interno".

Víctor Meza, uno de los negociadores de Zelaya, dijo que " se trata de una estratagema de poca monta, para transmitir a la OEA y el mundo que el diálogo continúa... pero la realidad es que está estancado por ellos (el gobierno de facto)".

Insulza también criticó en el comunicado " el incremento del hostigamiento al que se encuentra sometida la Embajada del Brasil en Tegucigalpa, que en los últimos días se ha intensificado particularmente en horas de la noche".

Las fuerzas de seguridad que rodean la embajada han hecho sonar música estridente durante la noche en las afueras de la sede de la misión diplomática donde está refugiado Zelaya desde su sorpresivo retorno al país el 21 de septiembre.

Romeo Vázquez, jefe del estado mayor conjunto de las Fuerzas Armadas, dijo que la música es porque " estamos celebrando el día de las fuerzas armadas... a los soldados se les levanta con serenatas para animarles".

La noche del martes la selección musical incluyó piezas de marimba, Paquita la del Barrio y declamaciones en honor al ejército. La música se sumó a los ya conocidos ruidos hechos por soldados que imitan a animales como perros, gatos, gallos y burros. Además enfocan unos potentes reflectores hacia la embajada durante la noche.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes