Gobierno mexicano asume responsabilidad tras incendio

MÉXICO ( AFP). El gubernamental Instituto del Seguro Social de México (IMSS) asumió hoy miércoles parte de responsabilidad tras el incendio en una guardería de Hermosillo (noroeste) que dejó 44 niños muertos y anunció un apoyo de un millón de dólares a las familias de los menores afectados.

" El responsable de seguridad de los niños es el IMSS", dependiente del gobierno, dijo el director general del organismo, Daniel Karam, al anunciar que se realizará una revisión a las guarderías de la institución, a las que asisten unos 221,000 menores en distintos puntos del país.

" Después de esta tragedia que tanto nos ha conmovido (...) tendremos que extremar las condiciones de seguridad (de las guarderías) y las condiciones que establezcamos para garantizarla", dijo Karam en rueda de prensa.

El funcionario añadió que el instituto autorizó 14,5 millones de pesos (poco más de un millón de dólares) para apoyar a las familias de los menores fallecidos o que resultaron lesionados en el siniestro.

El IMSS " no busca reparar el daño irreparable que han sufrido las familias ante esta tragedia. Es una respuesta mínima que da el Estado mexicano, es lo menos que se puede hacer, que no se escatime en recursos para poder estar con las familias en momentos de dolor y desesperación", añadió Karam.

Detalló que las familias que perdieron a uno de sus hijos recibirán 155,000 pesos (unos 11,300 dólares), mientras que aquellas cuyos hijos tengan lesiones que comprometan su desarrollo futuro tendrán un apoyo de 234,000 pesos (20,000 dólares), además de asistencia médica vitalicia en el IMSS.

El pasado viernes una falla en el sistema de aire acondicionado en un local contiguo desencadenó un incendio en la guardería, donde en ese momento había 141 menores, la gran mayoría entre tres meses y cuatro años de edad.

La mayoría de los 44 menores fallecieron por inhalación de monóxido de carbono.

El IMSS administra con recursos públicos la mayoría de las guarderías públicas mexicanas y en muchos casos entrega presupuesto a particulares para que reciban a hijos de madres trabajadoras en sus estancias infantiles, bajo un pago de unos 2,000 pesos (149 dólares) mensuales por niño.

Tal era la situación de la guardería en la que se produjo la tragedia, la ABC de Hermosillo, a donde concurrían niños de familias pobres.

Si bien la guardería era propiedad de tres particulares, relacionados con funcionarios públicos locales, que el martes renunciaron a sus cargos, el servicio era contratado por el IMSS.

Karam aseguró que ha dado instrucciones para que "de inmediato" se tenga " un diagnóstico de las guarderías que presentan los mayores riesgos".

" Queremos darles la confianza a los padres de familia (...), que sepan que sus hijos estarán en condiciones de seguridad", señaló Karam.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes