Gobierno salvadoreño se compromete a reparar a familiares de víctima de masacre histórica

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, se comprometió este martes a implementar medidas de reparación en beneficio de familiares de víctimas de la masacre de El Mozote, en la que unas 1.000 personas fueron ejecutadas por el ejército en 1981, en plena guerra civil.

"Le vamos a enseñar al resto del país y el mundo que sí se pueden dar (medidas de) reparación que no se habían hecho en el pasado porque, probablemente, no había la voluntad para hacerlas", aseguró Bukele en la Casa Presidencial ante representantes de las víctimas de la peor matanza de la guerra civil (1980-1992).

"Hay que hacerlo con más urgencia", indicó el mandatario sobre la compensación.

En representación de las familias de víctimas, Dorilia Márquez urgió al presidente impulsar obras de desarrollo social en la zona de El Mozote, principalmente en las áreas de salud y educación.

"Queremos que haya ayuda para los jóvenes y los niños, para que no vayan a tomar otros caminos que no convienen", señaló Márquez, quien perdió a más de diez familiares en la masacre.

En una resolución de 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado Salvadoreño por las muertes y ordenó medidas de reparación.

La matanza de El Mozote y comunidades adyacentes fue perpetrada entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 por soldados del ahora proscrito Batallón Atlácatl del Ejército.

Según el gobierno, 988 personas, más de la mitad menores de edad, fueron asesinadas por sospechas de colaborar con la entonces guerrilla izquierdista.

La masacre se mantuvo impune por una ley de amnistía que en 1993 perdonó todas las atrocidades cometidas en ese período, pero esa normativa fue derogada por la Corte Suprema de Justicia el 13 de julio de 2016.

Luego de esa anulación, un tribunal de San Francisco Gotera, 162 km al noreste de San Salvador, abrió un juicio a 18 militares involucrados en el caso.

El pasado 1° de junio, su primer día de gestión, Bukele ordenó al mando militar retirar de un cuartel en la ciudad de San Miguel (138 km al este de San Salvador) el nombre del extinto coronel Domingo Monterrosa, acusado por la ONU de la masacre de El Mozote.

La medida fue aplaudida este martes por los representantes de las víctimas de esa matanza.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes