Gobierno tailandés condiciona diálogo con opositores

BANGKOK (AP). El gobierno tailandés rechazó este martes una propuesta de conversaciones de paz con los líderes de los opositores conocidos como Camisas Rojas para poner fin al caos en Bangkok, aduciendo que las negociaciones no pueden comenzar antes de que se dispersen los grupos de protesta.

La decisión frustró las esperanzas de que se contenga la crisis después de cinco días de violencia que ha dejado 38 muertos y ha desestabilizado una nación considerada anteriormente como una de las democracias más sólidas en el sudeste del Asia.

Miles de Camisas Rojas, en su mayoría campesinos pobres, seguían acampados el martes detrás de barricadas para presionar sus demandas de elecciones nacionales.

Según el ministro Satit Wonghnongtaey, el primer ministro Abhisit Vejjajiva dijo que saludaba las negociaciones para poner fin a la violencia pero que "las conversaciones sólo ocurrirán después que haya concluido la protesta".

Las declaraciones televisadas del martes fueron respuesta a un ofrecimiento formulado horas antes por los líderes de los manifestantes, quienes dijeron que aceptarían incondicionalmente un ofrecimiento del Senado nacional para mediar entre ambas partes.

Esa aceptación de los opositores era significativa puesto que previamente habían establecido condiciones para sostener conversaciones.

El primer ministro pidió al presidente del Senado que manifestara la posición del gobierno, dijo el ministro Satit. Agregó que Abhisit pidió al Senado que mantuviera contacto con los líderes de los Camisas Rojas y les exhortara a poner fin a su protesta.

Aunque continuaron algunos choques esporádicos entre los manifestantes y la policía, parecían menos intensos que en días anteriores.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes