Gran Bretaña evalúa prohibir ciertos productos de plástico

El gobierno británico desea tomar medidas para prohibir el uso de pajillas para beber, agitadores de líquidos e hisopos hechos de plástico, y está exhortando a otras naciones de la Mancomunidad Británica a hacer lo mismo.

La primera ministra Theresa May dijo el jueves que "los desperdicios de plástico son uno de los mayores desafíos ambientales que enfrenta el planeta".

Ante los líderes de la Mancomunidad reunidos en Londres, May indicó que proteger el océano es "crucial para nuestra agenda" y pidió a las 53 naciones integrantes que se unan a la recién creada Alianza de la Mancomunidad para Océanos Limpios.

Los funcionarios señalaron que la prohibición de pajillas de plástico en Gran Bretaña evitaría que miles de millones de tales objetos desechados anualmente sigan contaminando los océanos.

El gobierno británico también destinó 61,4 millones de libras (87,1 millones de dólares) en el estudio de nuevas formas de retirar y evitar los desechos plásticos.

El secretario de Medio Ambiente, Michael Gove, consideró que los productos de plástico de un solo uso son "un flagelo para nuestros mares y letales para nuestro valioso medio ambiente y fauna, por lo que es vital que actuemos ahora".

Este mismo año los funcionarios lanzarán una consulta pública sobre una potencial ley para la prohibición de la venta en Inglaterra de productos de plástico destinados a un solo uso.

Si la consulta pública arroja buenos resultados, el plan podría ser convertido en un proyecto de ley. Necesitará ser sometido a debate en el Parlamento a fin de hacerlo una ley.

El gobierno aseveró que trabajará en conjunto con compañías industriales para ayudar en el desarrollo de alternativas a los plásticos de un solo uso y se asegurará que haya "tiempo suficiente" para adaptarse antes que cualquier ley entre en vigor.

Las pajillas de plástico destinadas a uso médico no serán prohibidas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes