Gran Bretaña podría simplificar procedimientos de divorcio

El gobierno de Gran Bretaña está proponiendo un nuevo método de divorcios "sin culpa" y otros cambios para que sea mucho más fácil divorciarse. El secretario de Justicia, David Gauke, inició el sábado un proceso de consulta para revisar las leyes que, según él, han estado "fuera de contacto con la vida moderna".

"Cuando una relación termina, no puede ser correcto que la ley cree o aumente el conflicto entre parejas en proceso de divorciarse", afirmó. "Por eso eliminaremos los requisitos arcaicos para alegar culpabilidad o mostrar evidencia de separación, haciendo el proceso menos áspero y ayudando a las familias a mirar hacia el futuro".

Habrá un período de consulta pública de 12 semanas para evaluar la propuesta.

Según la iniciativa, los cónyuges ya no podrían impugnar una solicitud de divorcio presentada por su pareja. Tampoco será necesario demostrar que la pareja incurrió en mala conducta como el adulterio o vivir separados durante un cierto número de años antes de que una pareja pueda divorciarse.

Las propuestas han provocado una respuesta generalmente positiva de los abogados especializados en divorcio, quienes dijeron que reduciría los conflictos entre parejas en un momento difícil.

El abogado de divorcios Mark Harper dijo que si se adoptan los cambios "salvarán a 65.000 parejas divorciadas o más cada año de tener que demostrar culpas para obtener un divorcio, lo que significará un comienzo mejor y más amigable de esos procedimientos".

Los cambios se aplicarán a todo tipo de matrimonios, sean heterosexuales o entre personas del mismo sexo, así como a las parejas en unión libre.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7