Gran bandera flamea por bicentenario de Chile

Santiago de Chile (EFE). Una gran bandera chilena fue izada en un mástil situado frente al palacio presidencial de la Moneda, en el centro de Santiago, como parte de los festejos por el Bicentenario de la Independencia del país, que se extenderán hasta el próximo lunes.

El presidente Sebastián Piñera encabezó el acto acompañado de sus cuatro antecesores en el cargo, Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, todos ellos de la Concertación de centroizquierda, ahora en la oposición.

"Ésta es la bandera de un Chile unido y de un Chile reconciliado", dijo Piñera ante los cuatro presidentes que gobernaron el país tras el retorno a la democracia y el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La bandera, de 18 por 27 metros, comenzó a flamear mientras el himno nacional resonaba frente a la Plaza de la Ciudadanía, donde miles de personas se congregaron para asistir al acto, que reunió a ministros, parlamentarios y miembros de las Fuerzas Armadas.

Ese punto es además el kilómetro cero desde donde se miden las distancias en el país, y en él confluyen el Paseo Bulnes, que Piñera definió como el paseo de la democracia, con la avenida Libertador O'Higgins, que el presidente calificó de "avenida de los ciudadanos".

Cuando el emblema alcanzó el extremo del mástil, de 61 metros de altura, un grupo de aviones de la Fuerza Aérea de Chile cruzó el cielo capitalino y tiñó el paisaje de colores blancos, azules y rojos, los mismos que componen la bandera nacional.

Esos tonos representan la blancura de la Cordillera de los Andes, el azul del cielo y del mar, y la sangre roja que derramaron los araucanos en sus batallas contra los conquistadores españoles, que nunca pudieron dominar las tierras del sur de Chile.

La bandera, que fue confeccionada en Estados Unidos, tiene un peso de 70 kilos, aunque sumado a las argollas, éste asciende a 200 kilos, y, según Piñera, "simboliza la unidad, la fuerza, el temple y el coraje" del pueblo chileno.