Gripe porcina: Sars, gripe aviar dejaron grandes enseñanza

HONG KONG (AP). Negocios, restaurantes y salas de cine vacíos. Aviones estacionados en los aeropuertos. Gente con mascarillas por todos lados.

Las escenas que se viven hoy en la ciudad de México fueron comunes en esta región. Varios años antes del brote de gripe porcina, Asia enfrentó dos crisis de salud pública, con el sars y la gripe aviar. Esos brotes dejaron enseñanzas que ayudaron a China, Vietnam y otros países a prepararse para epidemias de este tipo, según expertos y funcionarios públicos.

Entre las principales: los países necesitan intercambiar información honestamente, vigilar de cerca el brote, aislar a los pacientes afectados y estar preparados para poner en vigor los planes de emergencia.

" Si hay algo bueno que dejaron los brotes de sars y gripe aviar, es que ahora estamos mejor preparados, tanto en China como en el resto del mundo", declaró Hans Troedsson, director de la oficina de Beijing de la Organización Mundial de la Salud.

" Lo importante es que haya transparencia y honestidad no solo con la OMS sino también con el público. Es fundamental que el público, la gente común, comprenda la situación" y no haya reacciones exageradas, indicó el especialista. " La mejor forma de lograr esto es dando información".

El Síndrome Respiratorio Agudo Severo (conocido por sus siglas en inglés, SARS) comenzó como una misteriosa enfermedad que afectó a cientos de personas en la provincia de Guandong, al sur de China, a fines del 2002 y principios del 2003. Las autoridades sanitarias chinas al principio de vieron desconcertadas y dejaron pasar semanas antes de informar a la OMS acerca del brote.

En el interín, el mal se propagó. Un médico de 64 años falleció en Hong Kong, luego de infectar a otras 16 personas en un hotel, incluidos turistas de Singapur, Canadá y Estados Unidos, que propagaron el mal en otras naciones.

En cuestión de semanas, el sars se había expandido por todo el mundo, infectando a más de 8,000 personas de 37 países. En total fallecieron 770 personas, 299 de ellas en Hong Kong.

El sars " nos dio valiosa información y experiencias prácticas en el manejo de un brote a gran escala que se propaga por todo el mundo. Ello nos preparó para hacer frente a lo que se puede venir", expresó el subsecretario de salud de Hong Kong Gabriel Leung en una conferencia de prensa el lunes.

Luego de la epidemia, los gobiernos comenzaron a planificar estrategias para hacerle frente a estos brotes. En Hong Kong se construyó una unidad especial en un hospital para infecciones contagiosas y se mejoraron las unidades de aislamiento y ventilación en todos los hospitales.

Se mejoró la higiene personal de la gente durante el brote de sars, que comenzó a usar mascarillas y a lavarse las manos con frecuencia, lo que contribuyó a una importante disminución en los casos de gripe común en el 2003, según Lo Wing-lok, experto en infecciones contagiosas de Hong Kong.

En aeropuertos y cruces fronterizos se instaló equipo termal para detectar altas temperaturas.

En Canadá, donde el sars mató a 44 personas, todas en Toronto, el gobierno creó una Agencia de Salud Pública encargada de prevenir y controlar las enfermedades contagiosas. Miles de hospitales, escuelas e iglesias tienen ahora planes para hacer frente a una pandemia.

Muchos países cuentan ahora con grandes reservas de medicinas antivirales. En Canadá hay 55 millones de dosis, en Hong Kong 20 millones.

Los gobiernos actuaron más agresivamente pocos meses después del brote de sars, cuando otra epidemia azotó Asia, la de la gripe aviar. Se sacrificaron cientos de millones de pollos.

El mal de todos modos se propagó y han muerto más de 250 personas. Cada ser humano que resulta infectado aumenta los riesgos de una mutación del virus, y con ello las posibilidades de una pandemia global.

Yuen Kwok-yung, microbiólogo de Hong Kong que estudió el virus del sars, dijo que la gripe porcina no se manifiesta de inmediato, lo que complica las posibilidades de aislar a una persona infectada pronto, como se hizo con el sars.

A la luz del brote de gripe porcina en México, los gobiernos pusieron en vigor sus planes de emergencia.

Algo fundamental es suministrar información de inmediato.

" Esta enfermedad fue reconocida en México alrededor del 15 de abril y 48 horas después ya se había enterado todo el mundo. Identificamos el patógeno, lo confirmamos y seguimos la secuencia del virus. Todos los médicos de Ontario, y probablemente de Canadá, hay sido notificados de lo que sucede por la unidad de salud pública", declaró Allison McGeer, director de control de infecciones del Mount Sinai Hospital de Toronto.

Incluso China, que fue muy criticada por no informar sobre el brote de sars y demorarse en intervenir cuando surgió la gripe aviar, el consejo de estado, o gabinete, le recordó a las autoridades sanitarias que deben usar la red de seguimiento de enfermedades y reportar cualquier caso de inmediato.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes