Grupo EI y milicia inician campaña de asesinatos de venganza

Una filial del grupo Estado Islámico en Afganistán y una milicia rival controlada por un legislador prominente asesinaron brutalmente a ocho combatientes capturados al otro bando en la provincia oriental y fronteriza de Nangarhar, reveló un funcionario afgano el domingo.

Según Ghalib Mujahid, gobernador del distrito de Achin en Nangarhar, cada grupo decapitó al menos a cuatro combatientes rivales, que fueron capturados durante batallas el sábado.

La milicia es leal a Zahir Qadir, vicepresidente del Parlamento de Afganistán. Mujahid dijo que milicianos de Qadir decapitaron a hombres armados de Estado Islámico cautivos y exhibieron sus cabezas en una calle principal del distrito.

Los asesinatos reflejan la ilegalidad rampante en esta parte remota de Afganistán. No es raro que las figuras y los políticos poderosos en Afganistán controlen milicias personales, aunque tanto el gobierno federal como Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales han expresado su preocupación por la proliferación de grupos armados que no son parte de la fuerza de seguridad del gobierno.

Achin es uno de los cuatro distritos que según funcionarios afganos ha quedado bajo control del grupo EI en meses recientes. Las fuerzas del gobierno han regresado a la región para tratar de expulsar a los extremistas de Estado Islámico, que también se enfrentaron ferozmente con sus rivales talibanes durante el tercer trimestre del año.

El grupo EI también se ha asentado en otras regiones volátiles de Afganistán, pero Nangarhar parece ser su principal base de poder.

Mujahid condenó el brutal asesinato de cautivos de ambos bandos. "No es aceptable que cualquiera de las partes actúe de esta manera", agregó.

Mientras tanto, en la sureña provincia de Helmand —donde los talibanes luchan contra las fuerzas gubernamentales por el control de una serie de distritos_estalló una bomba el domingo, que mató a un comandante de la policía local y dos de sus guardaespaldas, informó el portavoz de la policía provincial, Shah Mahmood Ashna.

Añadió que otros dos agentes resultaron heridos en la explosión, en la capital provincial de Lashkar Gah.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes