Grupo de los Siete pide a Rusia aceptar tregua con Georgia

WASHINGTON (AP). Las siete principales potencias del mundo industrializado pidieron hoy lunes a Rusia que acepte un cese del fuego inmediato con Georgia y una mediación internacional sobre la crisis en zonas las separatistas georgianas.

La secretaria de Estado Condoleezza Rice y varios ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los Siete hablaron por teléfono el lunes y prometieron respaldar una solución negociada al conflicto que estalló el viernes, cuando Georgia invadió la provincia separatista de Osetia del Sur, reveló un funcionario del departamento de Estado norteamericano.

Moscú reaccionó lanzando un ataque frontal para desalojar a las tropas georgianas de la región. Posteriormente, Rusia comenzó a bombardear poblaciones en Georgia, causando centenares de muertos entre la población civil.

El Grupo de los Siete pidió a Rusia que respete las fronteras de Georgia y expresó su profunda preocupación por las bajas civiles.

El presidente estadounidense George W. Bush lanzó el lunes una dura crítica a la operación militar de Rusia en Georgia y afirmó que la violencia es inaceptable y que la respuesta rusa era desproporcionada.

"He expresado mi gran preocupación sobre la respuesta desproporcionada de Rusia y que condenamos profundamente los bombardeos alrededor de Osetia del Sur", dijo Bush en una entrevista con NBC.

Afirmó que había externado su inquietud personalmente al primer ministro Vladimir Putin, que también se encontraba en Beijing por los Juegos Olímpicos, y por teléfono al presidente ruso Dmitri Medvedev.

En respuesta, Putin criticó a Estados Unidos por haber transportado el domingo tropas georgianas de regreso a casa desde Irak a solicitud de Georgia.

"Es una pena que algunos de nuestros socios en lugar de ayudar están de hecho interviniendo", dijo Putin en una reunión de gabinete. "Lo que quiero decir es que, en efecto, entre otras cosas, Estados Unidos está transportando contingente militar de Georgia de Irak a la zona de conflicto", agregó.

El domingo, el vicepresidente estadounidense Dick Cheney declaró que "la agresión rusa no debería quedar sin respuesta, y su prolongación tendría serias consecuencias para su relación con Estados Unidos", de acuerdo con su oficina.

Georgia dijo que había retirado sus fuerzas de Osetia del Sur y respetaba un cese al fuego, mientras Rusia negó esa afirmación y las autoridades estadounidenses señalaron que Moscú estaba ampliando su operación a otras zonas.

Cuba, en un comunicado firmado por el presidente Raúl Castro, aseguró que Georgia debe retirarse de Osetia del Sur como condición para lograr a una tregua, mientras respaldó la acción de la fuerzas rusas en la región.

"Es falso que Georgia esté defendiendo la soberanía nacional", expresó la nota enviada por la cancillería local a medios de prensa extranjeros y publicada por la prensa nacional.

"Las tropas rusas estaban legalmente en Osetia del Sur como fuerza destinada a garantizar la paz como conoce la opinión internacional; no cometieron ninguna ilegalidad", señaló el mensaje de Castro, quien durante años fungió como ministro de Defensa.

En Berlín, el viceministro alemán del exterior Gernot Erler pidió el lunes a Rusia que detenga la operación en Georgia, al afirmar que no se justifican más ataques porque Tiflis declaró un cese al fuego. El funcionario hizo las declaraciones al canal de televisión ZDF.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes