Grupo holandés SBM pagará 325 millones de dólares a Petrobras por corruptelas

El grupo holandés SBM Offshore firmó un acuerdo de lenidad con las autoridades brasileñas a través del cual pagará 1.220 millones de reales (unos 325 millones de dólares) a Petrobras por su implicación en la trama corrupta destapada en la petrolera estatal, informaron hoy fuentes oficiales.

La empresa desembolsará ese montante, que corresponde a valores en multa y de resarcimiento por los daños causados, tras cerrar un acuerdo que se empezó a negociar en marzo de 2015, señaló el Ministerio de Transparencia de Brasil en un comunicado.

SBM Offshore confesó además los actos ilícitos cometidos, aportó pruebas e identificó al resto de los implicados en el mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil, destapado ya hace más de cuatro años.

También se comprometió a no repetir las prácticas irregulares y a implementar un programa de transparencia dentro de la empresa, agregó la nota, también suscrita por la Abogacía General del Estado (AGU, en sus siglas en portugués) y por la propia Petrobras.

Con el acuerdo, la compañía queda apta para participar en las licitaciones en curso y para cerrar contrataciones futuras con la petrolera estatal brasileña.

"En ese caso, SBM tendrá que pasar por todos los filtros y controles de conformidad a los que se están sometiendo los proveedores de Petrobras", indicó el Ministerio.

Hasta la fecha, el Ministerio de Transparencia y la Abogacía General del Estado han firmado cinco acuerdos de lenidad con seis empresas investigadas por desvíos de recursos públicos: SBM Offshore, Odebrecht, Bilfinger, UTC Ingeniaría, Mullen Lowe y FCB Brasil, estas dos últimas incluidas en uno solo.

De acuerdo con datos oficiales, esos cinco acuerdos han permitido el resarcimiento de 4.570 millones de reales (unos 1.220 millones de dólares).

El escándalo en Petrobras ha enviado a prisión en Brasil a importantes empresarios y políticos, como al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril pasado para cumplir una pena de 12 años y 1 mes por corrupción y lavado de dinero, y también ha salpicado al actual mandatario, Michel Temer, así como a varios de sus ministros. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes