Guadalupe "al borde de la insurrección"

BASSE-TERRE, Guadalupe (AP). La isla de Guadalupe, en las Antillas Francesas, se halla "al borde de la insurrección", dijo hoy martes un dirigente político, luego que manifestantes incendiaron vehículos y edificios, enfrentándose con la policía y obligando al cierre del aeropuerto internacional.

"Se trata de una crisis política, de una crisis institucional, y estamos al borde de la insurrección", dijo Victorin Lurel, presidente del Consejo Regional de Guadalupe a la emisora France-Info.

Al menos tres agentes de policía fueron levemente heridos por disparos de armas de fuego durante la noche, informaron el martes funcionarios. Un policía, que pidió no ser identificado, dijo que los manifestantes no habían participado en el ataque a policías, y culpó a saqueadores que intentan aprovechar el caos.

La isla, que hizo famosa el narrador cubano Alejo Carpentier en su novela "El siglo de las luces", y que tuvo entre sus padres fundadores a Victor Hughes, un émulo de Robespierre que instaló una guillotina y decapitó en promedio más enemigos que los revolucionarios franceses, era hasta hace poco un paraíso turístico. Pero desde hace tres semanas hay un paro general que ha obligado a muchos gerentes de hoteles a cerrar sus establecimiento o a cancelar la admisión de huéspedes. Cruceros de placer han sido desviados hacia la cercana Antigua.

Los manifestantes exigen ayuda de París en medio de un alza vertiginosa del costo de la vida, y comenzaron sus paros en enero. Los residentes de esta isla y de la vecina Martinica están exigiendo una rebaja de los precios de los artículos de primera necesidad y salarios más altos.

El principal aeropuerto de Guadalupe fue cerrado el martes en la mañana pues los empleados no podían atravesar los caminos, repletos de barricadas y de basura, dijo Niclas Desforges, el principal funcionario electo de la isla.

La policía detuvo durante la noche a 18 personas, luego que manifestantes incendiaron vehículos, una biblioteca y un negocio de alquiler de lanchas en Sainte-Anne y Point-a-Pitre. El lunes fueron detenidos 50 manifestantes que lanzaron piedras a policías que intentaban desmantelar barricadas. Hoy martes en la mañana comenzaron a ser quitados algunos puestos de control y algo de tráfico comenzó a circular, dijo el agente de policía.

En Martinica, conductores de taxímetros y de autobuses bloquearon calles el martes e hicieron sonar sus bocinas al llegar a la alcaldía de la capital, Fort de France.

París se ha negado a la exigencia de un aumento de 200 euros (252,9 dólares) en los sueldos de obreros que perciben bajos salarios, pero líderes empresariales en Martinica aceptaron bajar los precios de 100 productos en un 20%. Eso incluye comestibles.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes