Guinea: líderes del golpe ausentes de funeral de dictador

CONAKRY (AP). Aliados del fallecido dictador de Guinea le rindieron honras fúnebres en el parlamento hoy viernes, pero los líderes del golpe que se registró tras su muerte no asistieron al acto, planteando interrogantes sobre su control del país.

El capitán Moussa Camara había prometido un "grandioso funeral" para el fallecido dictador Lansana Conte, quien gobernó durante un cuarto de siglo. Sin embargo, Camara no asistió al acto y se ignora si asistirá a eventos programados para las próximas horas del viernes.

La radio estatal, que es ahora controlada por la junta militar, anunció que el cadáver de Conte será llevado a un estadio tras las ceremonias en el parlamento, y luego será trasladado a la Gran Mezquita de Conakry antes de ser enterrado en su aldea natal, a unos 100 kiómetros (60 millas) de distancia.

Conte murió el lunes luego de gobernar este país del Africa occidental con mano dura. Horas después del anuncio, una junta militar asumió el poder. Camara se declaró líder interino de Guinea.

Varios miles de personas se congregaron en el parlamento para rendir homenaje a Conte. Al funeral asistieron miembros del gobierno de Conte, entre ellos el derrocado primer ministro Ahmed Tidiane Souare, quien se rindió ante los líderes del golpe junto con docenas de líderes del gobierno el jueves.

En la primera fila de los dolientes se hallaba Facinet Toure, camarada de armas de Conte durante el golpe de 1984 que llevó al dictador al poder. Toure pasó al podio y dijo a los asistentes: "Pido al pueblo de Guinea que perdone al general por todo aquello que hizo y no fue bueno".

El líder del parlamento, Aboubacar Sompare, quien debía suceder a Conte en caso de muerte, ha desaparecido. Continúa escondido luego que venció el plazo para que se presentara en un cuartel, de acuerdo á órdenes de la junta militar.

Camara, que se ha autoproclamado líder de los 32 integrantes del gobierno interino de Guinea, era un desconocido para la mayoría de sus paisanos hasta el martes, cuando junto con otros integrantes del ejército anunciaron el golpe unas cuantas horas después de la muerte de Conte.

En un principio, los líderes del golpe prometieron elecciones en 60 días, pero Camara dijo después que el grupo autodenominado Consejo Nacional para la Democracia y el Desarrollo, organizaría comicios presidenciales dentro de dos años.

"Como director de la junta, estoy convencido de que soy el presidente de la república", dijo a la nación en su discurso el jueves por la mañana. "Pero no es mi intención ser un candidato en las elecciones de diciembre del 2010 porque nunca se debe tener la ambición de convertirse en algo que no se es".

Camara dijo también "que hay personas que han comenzado a aparecer con bolsas repletas de dinero para intentar corrompernos. Ellos han intentado dar dinero a nuestras esposas y automóviles a nuestros hijos. Yo personalmente me encargaré de todo aquel que intente corrompernos", señaló.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes