HRW acusa a curdos sirios de abusos

Un grupo defensor de los derechos humanos dijo el jueves que las autoridades curdas en tres enclaves del noreste de siria han detenido arbitrariamente a opositores políticos y no han castigado secuestros y asesinatos, entre otros abusos, en las zonas bajo su control.

Human Rights Watch dijo en un informe que el Partido Unión Democrática curdo ha reclutado niños para su brazo armado, conocido como Unidades de Protección del Pueblo.

Los curdos, la principal minoría étnica de Siria, constituían más del 10% de la población prebélica de 23 millones de habitantes. Habitan la empobrecida provincia de Hasaké, en el noreste entre Turquía e Irak.

Las fuerzas del presidente Bashar Assad prácticamente cedieron el control de Hasaké a fines de 2012 al retirarse de la zona para ir a combatir a los rebeldes en otras partes el país. A continuación se desató una encarnizada disputa por el poder entre curdos y rebeldes.

El Partido Unión Democrática (PYD por sus siglas originales) está afiliado al movimiento curdo PKK en Turquía, que desde hace muchos años lucha por la autonomía en el sureste. El PYD declaró su propio gobierno en las zonas curdas en 2012, después de expulsar a las milicias islámicas aliadas de los rebeldes que intentan derrocar a Assad.

Si bien todavía se producen choques entre fuerzas curdas y milicianos islámicos del Frente Nusra y el Estado Islámico para Irak y el Levante, los combates han disminuido a medida que los milicianos se han desplazado a zonas del norte en manos rebeldes.

Human Rights Watch documentó varios casos en que la policía curda, la Asayish, ha arrestado a miembros de la oposición curda debido a su actividad política. Al menos nueve opositores han muerto o desaparecido en los últimos dos años y medio, dijo HRW en su informe, basado en testimonios de ex detenidos, abogados y activistas.

El conflicto sirio, que ha iniciado su cuarto año, ha dejado hasta el momento 160.000 muertos, y obligado a otras 2,7 millones de personas a huir del país.

El jueves, el alto comisionado de la ONU para refugiados, Antonio Guterres, visitó a refugiados sirios en el sur del Líbano.

En declaraciones a la prensa al sur de Beirut, Guterres dijo que la solidaridad con los refugiados y los países que los reciben es "más necesaria que nunca".

"Es muy poco lo que hace la comunidad internacional en comparación con los sufrimientos y necesidades de la gente", acotó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7