Hagel defiende "la decisión correcta" de canjear a Bergdahl por cinco talibanes

El secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, aseguró este miércoles que se había tomado "la decisión correcta" de intercambiar al sargento Bowe Bergdahl por cinco talibanes sin el conocimiento del Congreso, un hecho que desató una intensa polémica en Estados Unidos.

El gobierno del presidente Barack Obama, que el 31 de mayo presentó la liberación del único prisionero de guerra estadounidense como una gran victoria, se puso luego a la defensiva a raíz de las acusaciones de haberse doblegado ante los talibanes por un soldado que bien pudo haber desertado antes de su captura.

El 51% de los estadounidenses desaprueba el intercambio y 73% es favorable a demandar al sargento Bergdahl ante la justicia si se demuestra que desertó, según un sondeo de ABC/Washington Post.

A cinco meses de las elecciones legislativas de mitad de mandato, el Congreso se siente herido y acusa al Ejecutivo de haber creado un precedente peligroso al negociar con secuestradores y, sobre todo, de haber violado la ley por no haber informado al Congreso con 30 días de anticipación del traslado de cinco detenidos en la base de Guantánamo.

Frente a los legisladores de la comisión de Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, el secretario de Defensa respondió: "Tomamos la decisión correcta y la tomamos por las razones correctas: traer a casa a uno de los nuestros".

"Respetamos la ley e hicimos lo que creímos que era lo mejor para nuestro país, nuestras Fuerzas Armadas y el sargento Bergdahl", agregó. Recordó asimismo que las condiciones de su captura y su eventual deserción están "separadas" de la necesidad de recuperar a un soldado prisionero y serán objeto de una investigación.

En tiempos de guerra, "las opciones difíciles no se armonizan perfectamente en las instrucciones claramente definidas en los manuales de uso", afirmó en un tono combativo, lejos de su desastrosa exposición durante la audiencia de su confirmación ante los senadores a principios de 2013.

"Pocos de ustedes en esta comisión pasaron por la experiencia de la guerra ni la vieron de cerca", se permitió espetarles el jefe del Pentágono, un exsargento que combatió en Vietnam.

Chuck Hagel defendió la decisión de no informar al Congreso a causa de la necesidad de actuar rápido y evitar "cualquier fuga (de información) que pudiera hacer fracasar el acuerdo y exponer a más peligros al sargento Bergdahl", aunque la administración "pudo hacerlo mejor" y mantener informado al Congreso.

Sin embargo, el Congreso ya estaba informado desde noviembre de 2011 de la posibilidad de liberar a esos cinco líderes talibanes en el marco de las precedentes y fracasadas negociaciones con los talibanes, recordó.

Catar se propuso como intermediario de las negociaciones con los talibanes en setiembre de 2013 y una prueba de vida en forma de video suministrada en enero mostraba a un Bowe Bergdahl con una salud muy deteriorada.

En mayo "los intermediarios cataríes nos advirtieron de que el tiempo no estaba a nuestro favor", relató el secretario de Defensa, quien explicó que las fuerzas estadounidenses no conocieron el lugar exacto del intercambio "hasta una hora antes" del mismo.

"No era un simple traslado de detenidos, sino una operación militar muy riesgosa con una oportunidad muy limitada que no queríamos dejar pasar", se quejó.

Los republicanos no pierden la ocasión de contradecir esa versión y recuerdan que en la primavera (boreal) de 201l la administración Obama había informado a los líderes del Congreso de la operación en curso contra Osama bin Laden.

También acusan al gobierno de Obama de haber puesto en libertad a cinco peligrosos enemigos y de haber creado, según el presidente republicano de la comisión, Buck McKeon, "un peligroso precedente al negociar con terroristas".

Respecto a la puesta en libertad de enemigos peligrosos, Hagel recordó que el acuerdo con Catar, a donde fueron trasladados los talibanes liberados, prevé que serán vigilados durante un año, que tienen prohibido viajar y otras medidas clasificadas.

"Y si en algún momento alguno intenta reanudar el combate, asumirá sus propios riesgos", advirtió.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7