Haití: La cultura de lo inmediato frente a la realidad

Haití ( AP). Más de una semana después de que un terremoto arrasó con la capital haitiana, las recriminaciones se han movido más rápido que los víveres. Desde los comentaristas hasta los "blogs" y las redes sociales hacen la misma pregunta: " ¿Por qué demora tanto la ayuda?"

Muchos inquieren también: " ¿Por qué no puede agilizarse el proceso asistencial? ¿No puede todo avanzar más rápido?".

El diario en inglés Arab News, que se publica en el Medio Oriente, hizo una pregunta más general esta semana en un severo editorial: " ¿Qué diantres salió mal?".

Pero habría que analizar con cuidado. Aunque son claras las dificultades para trabajar en medio de la destruida infraestructura de Haití, y hay desafíos logísticos y administrativos formidables, es posible que también haya un problema de percepción.

¿Acaso las expectativas del mundo virtual están chocando con la dura realidad?

En tan sólo una generación, el mundo se ha transformado. Se comunica ahora mediante videoconferencias en directo, es posible ordenar productos oprimiendo un solo botón, hay mercancías que se entregan de la noche a la mañana, películas al instante y transferencias electrónicas de dinero, incluida la posibilidad de donar fondos a Haití mediante un teléfono celular.

Por lo tanto, es natural que una sociedad así considere inadmisible cualquier rezago.

El problema es que el mundo físico no puede moverse tan rápido como el virtual y, salvo que se vuelva realidad el teletransportador de la película " Star Trek", probablemente nunca lo hará. A diferencia de los medicamentos, la comida y el agua, la información no tiene que viajar ya mediante aviones, embarcaciones o vehículos terrestres.

Las noticias pueden llegar de inmediato. ¿Pero se puede hacer algo con la misma velocidad? Esa es otra historia.

" La inmediatez y realismo de las imágenes y noticias que recibimos de Haití acentúan nuestro deseo de hacer algo rápido. Y eso no es malo", dijo James Gleick, autor de " Faster: The Acceleration of Just About Everything" (Más rápido: La aceleración de casi todo).

Pero Gleick dice, " lo único que viaja a la velocidad de la luz es la información. Y ahí están todas las fuentes de tensión ahora, entre nuestro deseo de hacer las cosas instantáneamente, y las limitaciones físicas".

Las imágenes iniciales del terremoto del 12 de enero comenzaron a aparecer en Twitter en cuestión de minutos. Pero llevó horas la llegada de la primera ayuda de emergencia procedente del extranjero.

Y hoy, en la capital haitiana, todo se mueve con una lentitud de pasmo. El tiempo de espera en la fila para cargar combustible es de tres horas, no se puede transitar por muchas carreteras y los tiempos de desplazamiento por la capital se han duplicado.

" La ayuda nunca es suficientemente rápida para los trabajadores asistenciales que laboran en una oficina mientras beben café", dijo Steve Matthews, vocero de Haiti for World Vision, una organización de asistencia. Añadió que, pese a la lentitud, la ayuda fluye.

" Están ocurriendo cosas", y los trabajadores de ayuda entienden que ésta es una carrera contra el tiempo, dijo. " Los críticos quieren una película de dos horas con un final feliz".

Matthews hizo una referencia a la idea de muchos países industrializados, en particular Estados Unidos, que sintetiza una historia simple, al estilo de Hollywood, donde a todo conflicto sigue una solución, antes de que los protagonistas se muevan a lo que sigue.

Si se añade a eso el ciclo de noticias incesantes a cualquier hora y el carácter inmediato de la internet, donde la comunicación significa ahora un servicio que envía ráfagas de 140 caracteres, el resultado es una generación que se intranquiliza cuando algo no ocurre " ahora mismo".

Después de todo, hay un motivo por el cual algunos han apodado el teléfono inteligente BlackBerry como " CrackBerry". La necesidad de tener información en cualquier momento y lugar puede ser adictiva, como el " crack".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes