Haití elige presidente entre incertidumbre y enfado

PUERTO PRINCIPE ( AP). La segunda vuelta electoral concluyó el domingo en Haití, donde miles de personas se formaron desde muy temprano para depositar su voto y elegir a su próximo líder entre una ex primera dama y un cantante.

Con la elección de un nuevo gobernante también vendrán nuevas exigengias, tales como reemplazar las casas y las escuelas destruidas por un terremoto en la capital, mejorar la educación y crear algo de optimismo para el futuro.

Como ha ocurrido en ocasiones anteriores en el país caribeño, numerosos centros de votación abrieron tarde y los empleados de los mismos hacían los preparativos en algunas urnas después de la hora prevista para que comenzara la votación.

Los votantes debían elegir entre Michel "Sweet Micky" Martelly, un músico popular que nunca ha tenido un cargo de elección popular, y la ex primera dama y senadora Mirlande Maginat, una veterana de la escena política haitiana.

Los votantes se formaron en filas mayoritariamente ordenadas en todo el país y algunos soportaron demoras de hasta tres horas.

Las urnas fueron cerradas a las 2000 GMT y los resultados preliminares se prevén para el 31 de marzo.

" Muchos gobiernos han venido a hacer un cambio para ellos mismos y sus familias. Ahora queremos un cambio radical para la población", afirmó Jean-Claude Henry, un economista de 43 años, después de emitir su voto en una escuela ubicada en el sector de Delmas en Puerto Príncipe, la capital del país.

Los comicios fueron mucho más tranquilos que durante la primera vuelta efectuada en noviembre, que se vio manchada por la desorganización, la intimidación de votantes y alegatos de un amplio fraude electoral.

Los discutidos resultados preliminares mostraban que el candidato Jude Celestin, quien era respaldado por el gobierno, había superado por estrecho margen a Martelly para disputarle el cargo en la segunda vuelta, pero ante la presión internacional, el consejo provisional electoral revisó el conteo de votos y descartó a Celestin de la contienda.

El ganador sucederá al mandatario saliente René Preval y afrontará enormes desafíos al dirigir un país que se caracteriza por la profunda inconformidad de los civiles hacia el gobierno tras el devastador terremoto de enero del 2010, que según cifras oficiales mató a más de 300,000 personas.

Un proyecto de varios miles de millones de dólares para la reconstrucción se ha estancado y cerca de 800,000 personas viven en las calles y en campamentos que se instalaron en Puerto Príncipe tras el sismo.

Para agravar las cosas hubo una epidemia de cólera que mató a más de 4,700 personas y el brote podría resurgir al llegar la temporada de lluvias.

"Hay mucha frustración. La gente quiere un cambio y una vida mejor", dijo Jason Didier, de 28 años, un experto de computación y simpatizante de Manigat.

Martelly, de 50 años, parece haber capturado el enojo de los jóvenes votantes desempleados.

Cientos de ellos lo ovacionaron como el cantante popular que es mientras bailaban sobre el techo de un vehículo todo terreno, una vez que ya habían votado en una de las calles aledañas a un campamento instalado en Puerto Príncipe para los damnificados que perdieron sus hogares por el terremoto.

En tanto, Maginat, de 70 años, quien exhibe sus logros académicos y le pide a sus simpatizantes que la llamen madre, atrae a los votantes de la clase media con cierto nivel educativo, un fragmento de la población en una nación de 10 millones de habitantes, pobres en su mayoría.

Los comicios estuvieron postergados debido a una crisis política, y el regreso del ex presidente Jean Bertrand Aristide ha agregado cierto compás de incertidumbre al proceso electoral.

Aristide es una figura política popular que suscita polarización, y Estados Unidos y otros sectores consideran su mera presencia como un factor que podría alterar los comicios.

Enso Jodin, obrero de la construcción, fue uno de los que acudieron muy temprano a votar en Petionville, que se ubica en una zona montañosa frente a la capital. Jodin, de 36 años, no precisó por cuál candidato votaría y sólo expresó su inconformidad con el gobierno.

" Estamos aquí (en la elección) para cambiar a nuestro país, para que nuestros hijos puedan ir a la escuela y para que la gente deje de vivir en tiendas de campaña", apuntó.m

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes