"Halcón" nuevo canciller argentino

BUENOS AIRES ( AP). El designado canciller Héctor Timerman dio marcha atrás y autorizó el lunes al ex embajador en Venezuela a declarar esta semana ante el Congreso sobre el escándalo de sobornos en el comercio con ese país, luego de las duras críticas que recibió el nuevo jefe de la diplomacia argentina por anunciar en la víspera que impediría dicha presentación.

" Cuando en el día miércoles el embajador Eduardo Sadous concurra al Honorable Congreso de la Nación lo hará con todas las libertades que gozan los ciudadanos de un Estado democrático y, también, con todas las responsabilidades que conlleva la condición de funcionario del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación al que pertenece el embajador", dijo Timerman en un comunicado.

Timerman, actual embajador en Estados Unidos, asumirá el martes como canciller en reemplazo de Jorge Taiana, quien dejó el cargo tras cinco años por diferencias con la presidenta Cristina Fernández.

Sin embargo, antes de ocupar formalmente el cargo generó controversia al confirmar primero que no iba a permitir a Sadous acudir ante la comisión de relaciones exteriores del Congreso para ampliar su denuncia sobre el supuesto pago de sobornos de empresarios a funcionarios argentinos para poder comerciar con Venezuela.

"Voy a hablar con Sadous. Estoy convencido de que sabe, como profesional que es, que por ley los embajadores no pueden revelar información confidencial. En caso de hacerlo estarían cometiendo un delito", había dicho Timerman en una entrevista concedida el domingo al diario Página 12.

" En lo que a mí respecta también trataré de evitar, con todo respeto por la división de poderes, que el Congreso transforme en un escándalo político algo que no lo es", advirtió.

En el comunicado difundido el lunes, el futuro canciller agregó que " tratándose de un tema que atañe a las relaciones diplomáticas tenemos la seguridad que los miembros de la Honorable Cámara de Diputados no usarán la presencia del embajador para fines partidarios".

Sadous declaró en los tribunales que tenía conocimiento sobre el supuesto pedido de sobornos a empresarios que buscaban hacer negocios con Venezuela, maniobra en la involucró al ministerio de Planificación encabezado por Julio De Vido, uno de los ministros de mayor cercanía con la presidenta y su esposo y antecesor Néstor Kirchner.

El gobierno ha negado tajantemente esta denuncia, mientras la oposición en el Congreso buscará esta semana crear una comisión investigadora de la relación comercial con Venezuela.

Los analistas coinciden que la salida de un moderado como Taiana y su reemplazo por un "halcón" como Timerman evidencia que la presidenta no quiere fisuras en su gabinete cuando empieza a transitar la recta final de su mandato y con vistas a las elecciones generales de 2011, en las que su esposo se postularía nuevamente a la presidencia.

En los últimos tiempos Timerman ha alternado sus obligaciones como embajador en Washington para confrontar con opositores y periodistas críticos a través de redes sociales o medios de prensa afines al gobierno.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes