Hallan otro cuerpo en Arkansas por inundaciones

LANGLEY, Arkansas, EU ( AP). Los socorristas hallaron el lunes a la vigésima víctima mortal de las inundaciones repentinas que arrasaron con un campamento recreativo en una zona boscosa de Arkansas, pero continuaron la búsqueda de más cadáveres porque las autoridades no sabían con seguridad si el cuerpo pertenece a la última persona que se creía desaparecida.

La policía estatal rechazó identificar a la víctima, que fue encontrada flotando en el río Little Missouri, pero el capitán Mike Fletcher dijo que los rescatistas no estaban seguros de si el cuerpo empataba con la descripción de la última persona que estaban buscando.

Nadie de los desaparecidos fue hallado vivo desde el viernes. Los últimos dos cadáveres recuperados previamente _ uno el sábado y otro el domingo _ fueron hallados entre pilas de tiendas de campaña, árboles derribados, juguetes y ropas infantiles junto al río desbordado.

Antes del amanecer el viernes, una inundación repentina causó un torrente de agua que barrió con el campamento al borde del Bosque Nacional Ouachita.

Fuentes de la policía estatal confirmaron la muerte de un niño de tres años, Kaden Jez, que acampaba allí con su familia. La madre del niño, Leslie Jez y la abuela, Sherry Wade, también murieron. El padre, Adam, sobrevivió.

" El único vocabulario de Kaden, aparte de 'mamá' y 'papá', consistía de tractores y caballos", dijo el abuelo de Leslie, el ex legislador estatal Charles Wade, el domingo. " Aún puedo verla con el niño en los brazos durante la inundación", dijo Wade de su nieta, con la voz ahogada por sollozos.

Wade dijo que los viajes de campamento eran algo común en su familia, muchos de ellos a la misma área recreativa.

Los familiares de los desaparecidos estaban cada vez más angustiados el fin de semana, a la espera de información de sus seres queridos, sabiendo que en algún momento la misión de rescate se convertirá sólo en una de recuperación de cadáveres.

" Están simplemente destruidos. El momento de la conmoción ya probablemente quedó atrás y ahora sólo crece la ansiedad", dijo el pastor Graig Cowart, de una iglesia bautista local. "Están empezando a temer lo peor".

Al menos seis de los 18 muertos confirmados eran niños pequeños.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes