Hanna deja 10 muertos en Haití y arrecia en Bahamas

PUERTO PRINCIPE (AFP) - Al menos diez muertos deja en el norte de Haití el ciclón Hanna, que pese a haber sido degradado a tormenta tropical, hoy martes, forzó a declarar en emergencia a la inundada ciudad de Gonaives, donde las autoridades temen un desastre humanitario.

En Gonaives, de unos 300.000 habitantes, varios barrios están totalmente bajo agua desde el lunes debido a las lluvias torrenciales causadas por el ciclón, anunciaron las autoridades locales.

"He visto una decena de cuerpos que flotaban en las calles inundadas de la ciudad", declaró por teléfono a la AFP el comisario Ernst Dorfeuille, responsable de la seccional de policía de Gonaives, situada a 152 km al norte de Puerto Príncipe.

"He debido rodear varias calles para llegar al puesto de Policía. Es imposible circular en toda la ciudad porque todos los barrios están inundados. Vi cadáveres en el agua", insistió el comisario.

Según un residente de la ciudad, el nivel de las aguas debidas a la lluvia supera el de varias casas de la ciudad y comienza a llegar a los techos donde se han refugiado varios residentes.

"Casi toda la ciudad está inundada. Hay agua por todos lados. En algunas zonas de la ciudad hay más de dos metros", dijo telefónicamente a la AFP Stephen Moise, alcalde de Gonaives, 152 km al norte de Puerto Príncipe.

El ciclón Hanna, clasificado como huracán categoría 1 sobre una escala de 5, fue degradado en la mañana del martes a tormenta tropical por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, con sede en Miami.

Con vientos sostenidos de 110 km/h, "fuertes lluvias afectaban el sudeste de Bahamas, las islas Turcas y Caicos y Haití", señaló el NHC en su informe de las 12H00 GMT.

Las inundaciones obligaron a Moise a declarar en emergencia a su ciudad.

"Declaro a Gonaives en estado de extrema emergencia", dijo el alcalde. "Lanzo un llamado de ayuda", añadió.

"Seguramente haya muchas víctimas, por ahora no se puede hacer un balance", aseguró por su parte el periodista Edson Mondelus, de la local Radio Etincelle.

"El hospital principal de la ciudad está inundado, los enfermos están todos en una misma sala. La situación es crítica", se lamentó un médico en un exhorto al gobierno central emitido por Radio Vision 2000 en Puerto Príncipe.

Hace ocho días, el huracán Gustav dejó 77 muertos en Haití, según el último balance divulgado el lunes por las autoridades. Hace dos semanas, el paso de la tormenta tropical Fay ya se había cobrado las vidas de unos 40 haitianos.

El NHC advirtió que "Hanna podría volver a tener fuerza de huracán" más tarde el martes o el miércoles. No obstante, las lluvias torrenciales aún amenazan Haití y pueden alcanzar los 50 cm en el sudeste de Turcas y Caicos y hasta 30 cm en el centro del archipiélago de las Bahamas.

"Se prevén hasta 10 cm de lluvias sobre los terrenos montañosos del este de Cuba y en ciertas partes del norte de (la isla que comparten Haití y República Dominicana) Hispaniola, donde podrían causar deslaves mortíferos e inundaciones sorpresivas", añadió el reporte.

Las precipitaciones de Hanna afectaban ya el martes a Bahamas, donde varias escuelas debieron cerrar mientras los residentes dejaban sus hogares en busca de refugio seguro para escapar de las inundaciones.

El centro de Hanna permanecía sobre la isla Great Inagua en el sureste del archipiélago. Se prevé que el ciclón dé un giro el miércoles hacia el noroeste y cambie su rumbo para tocar tierra en Gran Bahama el jueves, señaló el NHC.

La tormenta tropical Ike, que se arremolina en el Océano Atlántico, también comienza a preocupar a los residentes del archipiélago. Según los pronósticos, Ike se convertirán en huracán en las próximas 36 horas al acercarse por el este hacia las islas caribeñas, donde tocaría tierra el fin de semana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes