Hezbolá, dispuesto a retirarse de Irak tras la derrota total del grupo EI

El jefe del movimiento chiita libanés Hezbolá dijo este lunes que está dispuesto a retirar a sus combatientes de Irak tras la derrota total del grupo Estado Islámico (EI), acorralado en sus últimos reductos.

En un discurso televisado, Hasan Nasralá recordó que su movimiento había enviado "comandantes" a Irak para combatir al EI, en coordinación con las autoridades de Bagdad.

"Si nosotros consideramos que se terminó, que ya no es necesario para nuestros hermanos que sigamos allá, [los combatientes] regresarán para actuar en otros escenarios", indicó.

"Consideramos que se cumplió la misión, pero esperamos el anuncio iraquí de la victoria final", subrayó Hasan Nasralá, cuyo movimiento también combate al EI en la vecina siria.

Las autoridades de Bagdad anunciaron el viernes que recuperaron Rawa, la última localidad que controlaban en territorio iraquí.

En poco más de tres años, la organización sunita ultrarradical, responsable de sangrientos atentados, vio cómo se hundía casi por completo su "califato", proclamado en 2014 en amplios territorios de Irak y Siria.

Tras la pérdida de Rawa, sus miembros apenas controlan un 4% de Irak, según un especialista iraquí en el EI interrogado por la AFP, Hicham al Hachemi.

Por otra parte, el jefe de Hezbolá rechazó toda responsabilidad del movimiento chiita libanés en el lanzamiento, a principios de noviembre, de un misil balístico desde Yemen en dirección al aeropuerto de Riad.

"Niego categóricamente un vínculo de cualquier hombre de Hezbolá con el disparo de ese misil", dijo Nasralá.

El disparo fue reivindicado por los rebeldes chiitas hutíes, que luchan en yemen contra una coalición militar liderada por Arabia Saudita.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7