Hillary Clinton pide a demócratas votar por Obama

DENVER (AP). Hillary Rodham Clinton expresó, ayer martes, su apoyo a Barack Obama para la presidencia y pidió a millones de sus inconsolables seguidores alinearse con el virtual candidato demócrata porque "será el presidente que necesitamos".

"Barack Obama es mi candidato y debe ser nuestro presidente", dijo en su esperado discurso en la convención nacional del Partido Demócrata, que el jueves proclamará a Obama formalmente como el candidato que se enfrentará al republicano John McCain en las elecciones de noviembre.

"No tenemos un momento que perder ni ningún voto de sobra", afirmó.

La atestada sede de la convención se convirtió en un mar de letreros de "Hillary" cuando la senadora por Nueva York avanzó hasta el podio en medio de vítores y ovaciones, vistiendo un elegante traje de falda y pantalón color naranja encendido.

Posteriormente agradeció el apoyo que recibió de diversas entidades, entre ellas el estado libre asociado de Puerto Rico.

"Gracias, muchas gracias" dijo hasta en cuatro oportunidades al empezar su discurso, el último de una larga jornada de oradores y que también marcó el segundo de los cuatro días de la convención.

"Estoy aquí esta noche como madre orgullosa, como demócrata orgullosa, como senadora orgullosa de Nueva York, como orgullosa estadounidense y como orgullosa simpatizante de Barack Obama", agregó para poner de pie a miles de miembros de su partido congregados en el Pepsi Center de Denver.

Indicó que después de ocho años de gobierno impopular del presidente George W. Bush este era el momento de "recuperar el país que amamos y, no importa si ustedes votaron por mí o por Barack, este es el momento de unirnos como un solo partido y con un solo propósito".

"Estamos en el mismo equipo, y ninguno de nosotros puede darse el lujo de sentarse a un lado", agregó. "Esta es una lucha por el futuro y una batalla que debemos ganar juntos".

Clinton, que libró una reñida disputa con Obama en las elecciones primarias hasta quedar relegada por una diferencia ligeramente mayor de 300 delegados para la convención, no dio indicios de la posición que adoptará el miércoles durante la votación en la convención. Se abstuvo de mencionar si pediría que se coloque su nombre o si demandaría una votación oral formal de los delegados.

Clinton _presentada al auditorio por su hija Chelsea mientras su marido, el ex presidente Bill Clinton seguía las incidencias desde las galerías_ se refirió en varias ocasiones a McCain, su colega del Senado, aunque sin hacer comentarios duros como lo habían hecho algunos de los más de 20 oradores que la precedieron.

"No señor. De ninguna manera. Nada de McCain", dijo Clinton para apelar luego a la frase que también fue oída anteriormente en la noche: "No queremos cuatro años más de los ocho que ya tuvimos".

Como lo han hecho históricamente otros candidatos fracasados en la búsqueda de la nominación de su partido para aspirar a la Casa Blanca, Clinton se refirió a su propia participación en la campaña.

"Ustedes me enseñaron mucho, me hicieron reír ... e incluso me hicieron llorar", recordó. "Me permitieron ser parte de sus vidas y ustedes de la mía".

Entre quienes la precedieron estuvieron varios hispanos que _sin mencionar específicamente los temas de interés de su comunidad_ se refirieron a los problemas comunes de la nación derivados de la debilitada economía y la necesidad de cambiar de presidente votando por Obama.

Pero, algunos hispanos han anunciado esta semana que votarían por McCain en protesta por la forma en que Clinton fue tratada en la campaña por Obama, un cisma en el partido busca resolver.

Clinton dijo que cuando Obama esté al frente del gobierno trabajará para "revitalizar nuestra economía, defender a la clase trabajadora y enfrentar los retos globales de nuestro tiempo".

"Los demócratas sabemos hacerlo", comentó antes de mencionar a su propio esposo, presidente de 1993 al 2001. "Recuerdo que ya lo hicimos antes con el presidente Clinton y los demócratas".

"Ya lo hicimos y lo haremos otra vez con el presidente Obama", insistió.

Clinton tenía la misión el martes de promover su futuro político y unificar al partido. Pero quedaron en el ambiente sus palabras del pasado.

En diciembre del 2007, Clinton había dicho que Obama era "alguien con muy poca experiencia nacional o internacional, que empezó a buscar la presidencia desde el primer día llegó al Senado" en Washington.

En marzo del 2008, Clinton dijo que si McCain fuese elegido tenía "experiencia de toda una vida" para llevar a la Casa Blanca, en cambio Obama tenía "sólo un discurso" que dio en la convención demócrata del 2004 y que lo lanzó al escenario nacional.

Tucker Bounds, portavoz de McCain, dijo que Clinton "empezó su campaña presidencial dejando en claro que Barack Obama no estaba preparado para gobernar".

"Nada de lo que dijo esta noche altera esa evaluación. Nada de lo que dijo esta noche dice que está listo para dirigir", comentó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes