Hispanos piensan en economía en interna republicanas

MIAMI (AP). Los Hispanos acudieron el martes a votar en la interna republicana de Florida en busca de un candidato presidencial que aliente un cambio en la política económica nacional y pueda derrotar al actual mandatario demócrata Barack Obama, quien intentará obtener su reelección en los comicios de noviembre.

Los electores hispanos son considerados claves en la Florida, y representan al 11,1% de los votantes republicanos registrados en el estado.

En las primarias republicanas compiten Mitt Romney, Newt Gingrich, Rick Santorum y Ron Paul.

"Vamos a votar a Romney porque necesitamos un hombre de negocios que no lleve al país a la bancarrota como ahora", manifestó Radamés Villalón, un empresario de origen cubano de 59 años, antes de ingresar a un recinto de votación de Miami.

Villalón, propietario de una empresa que empaca maletas con una cubierta protectora de nylon en el aeropuerto, dijo que sus negocios resultaron "muy afectados" por la crisis económica y su familia está "tratando de sobrevivir".

Olga Sánchez, una empleada pública retirada de 81 años, coincidió con Vallalón en la necesidad de cambiar el rumbo económico, pero dijo que votó por Gingrich.

"La gente necesita empleo. Eso es lo que más hace falta", expresó Sánchez, quien se afilió al partido republicano a poco de llegar de Cuba, en 1962.

Gingrich "puede sacar adelante la economía porque tiene más experiencia", consideró la mujer.

Los republicanos de la Florida decidían el martes qué candidato se quedaba con los 50 delegados del estado que acudirán a la convención partidaria de agosto que elegirá el candidato presidencial conservador.

De los estados que han realizado internas hasta ahora, Florida es el que más delegados tiene, y el más importante en cuanto a la cantidad de votantes hispanos: el 13% de los electores registrados son latinos, alrededor de 1,5 millones de personas.

Iowa, Nueva Hamphsire y Carolina del Sur son los estados que celebraron las primarias republicanas antes de la Florida.

Un precandidato necesita 1.144 delegados para ganar la candidatura presidencial republicana.

Antes de llegar a la Florida, Romney consiguió 37 delegados, Gingrich 26, Santorum 14 y Ron Paul cuatro.

En el sur de la Florida viven principalmente los cubanos, que suelen votar por los republicanos. En el centro del estado están los puertorriqueños, más proclives a los demócratas. Otros hispanos provenientes de diferentes países latinoamericanos están divididos entre los dos partidos políticos.

Tanto los cubanos como los puertorriqueños tienen allanados el camino a la residencia legal en el país, y por ello el tema de inmigración no resulta decisivo para ellos.

María Uriarte, una reportera de Nicaragua que llegó a Estados Unidos en 1979, votó por Gingrich convencida de que "va a ser mano dura con los partidos políticos de izquierda, con Cuba, Nicaragua y Venezuela".

Al salir del recinto de votación admitió que no tiene demasiadas esperanzas de que los aspirantes republicanos a la presidencia cumplan con las promesas que hicieron para captar el voto latino. Aún así cree que Gingrich es un político "con mucha experiencia y transparente" que "haría un buen trabajo" si es elegido candidato presidencial republicano.

"Cuando necesitan el voto (hispano) prometen el cielo y la tierra, pero cuando llegan allá arriba se olvidan de todo", aseguró Uriarte, que desde 1995 ha votado por los republicanos.

Para Sonia Báez, en cambio, el mejor candidato republicano será Romney.

La mujer de 38 años, que acudió a votar con su hijo Jesús de dos años, dijo que la economía es uno de los temas que más influyó en su elección. Su esposo tiene una empresa que resultó "muy afectada" por la caída de la construcción en el sur de la Florida, y espera mejorar su situación si asume el poder un presidente republicano.

"Pienso que (Romney) será el candidato que tiene más chances de ganarle a Obama" y el que "va a sacar la economía adelante por su experiencia como empresario", expresó Báez.

La economía estadounidense creció el 1,7% en todo el 2011, la mitad que en 2010 y el menor porcentaje desde la recesión.

Entre los hispanos, el índice de desempleo alcanza al 11%, por encima del 8,5% nacional.

El gobierno indicó recientemente que prevé crear próximamente dos millones de trabajos en manufactura y 600.000 en energía, de los cuales medio millón y 100.000, respectivamente, serían ocupados por hispanos.

Mientras se realizaba la votación, el equipo de campaña de Obama difundió un documento en el que criticó la "retórica extremista" en temas de inmigración de Romney y Gingrich, que ha "rechazado nuestra historia como una nación de inmigrantes y ha distanciado a millones de votantes hispanos de todo el país".

El documento, indicó que Obama podría recibir el mayor apoyo que los hispanos que le hayan ofrecido hasta ahora a un candidato presidencial, superior incluso al 73% que recibió Bill Clinton en su reelección de 1996.

El Comité Nacional Republicano (RNC, por su nombre en inglés), en tanto, destacó a través de otro documento la "debilidad del presidente Obama" en la Florida en una elección nacional.

"El estado del sol (como se le dice a la Florida) está muy nublado para Obama", expresó Rick Willey, director político del RNC.

"Si vemos las posibilidades de que el presidente Obama gane su reelección, va a tener muchas dificultades en Florida", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes