Holanda: investigan accidente de avión turco

AMSTERDAM (AP). Investigadores tomaron hoy jueves fotos de los escombros del Boeing 737 de la empresa Turkish Airlines y analizaron cajas negras, tratando de determinar por qué la aeronave perdió velocidad y cayó en un campo lodoso, con saldo de nueve muertos y de 86 heridos.

El vuelo TK1951, procedente de Estambul, se precipitó el miércoles a tierra a unos tres kilómetros de la pista en el Aeropuerto Schiphol. El fuselaje se partió en dos, cerca de la cabina, y la cola se desprendió. Un motor casi intacto quedó cerca del avión en un terreno fangoso y el otro, muy dañado, podía verse a unos 200 metros de distancia. El avión transportaba a 134 pasajeros y tripulantes.

Pese al impacto, los restos del avión no se incendiaron y una gran cantidad de personas lograron abandonar el sitio del accidente con lesiones menores.

Los pasajeros y los tripulantes provenían de al menos nueve diferentes países, entre ellos siete de Estados Unidos y tres de Gran Bretaña, informó a la prensa el alcalde Theo Weterings.

La mayoría de los pasajeros eran holandeses y turcos, pero también había al menos un pasajero cada uno de Alemania, Taiwán, Finlandia, Bulgaria e Italia.

Cuatro de los estadounidenses eran empleados de la Boeing.

Weterings dijo que 121 personas habían sido tratadas por lesiones, y que seis de ellas seguían en grave estado. Del resto, dijo previamente un funcionario del aeropuerto, 25 habían recibido lesiones serias.

Tres de los muertos eran pilotos turcos, informó Weterings.

En el sitio del accidente, los investigadores, con mamelucos blancos y cascos celestes, recorrieron el jueves los restos del avión en tanto otros inspeccionaban los destrozados motores de la aeronave.

Un equipo de expertos turcos viajó a Holanda para ayudar.

Una sobreviviente, Jihad Alariachi, dijo que no hubo advertencia alguna de la cabina del piloto para prepararse a aterrizar.

"El avión frenó bruscamente, pero eso es normal en un aterrizaje", dijo Alariachi. "Luego, la nariz del avión se alzó. Y luego rebotamos ... con la nariz (del avión) en el aire" antes del impacto final, dijo.

Expertos señalaron que posiblemente el lodo acumulado en el lugar del aterrizaje habría contribuido a evitar un incendio resultante de la ruptura de tanques y tubos de combustible en la parte baja del fuselaje.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes