Holandés retenido por grupo filipino muere en una balacera

Un holandés retenido desde hacía unos siete años por el grupo Abu Sayyaf muere baleado por sus captores el viernes, cuando intentaba escapar durante un tiroteo en las selvas del sur de Filipinas, aseguraron oficiales del ejército.

El ornitólogo Ewold Horn recibió un disparo letal cuando intentaba escapar durante un intenso combate entre los insurgentes y las tropas del gobierno en la selva de la localidad montañosa de Patikul, en la provincia de Sulu, según el brigadier general Divino Pabayo Jr.

Las fuerzas del gobierno hicieron "los mayores esfuerzos para rescatarlo de sus captores" y sufrieron heridas, dijo Pabayo.

Al menos seis insurgentes murieron y otros 12 resultaron heridos en un enfrentamiento que se duró casi dos horas. El ejército apuntó que ocho soldados resultaron heridos. Entre los muertos estaba la esposa de Radulan Sahiron, un comandante de Abu Sayyaf buscado por las autoridades de Estados Unidos y Filipinas.

Pabayo condenó la muerte de Horn y el "desprecio absoluto por los derechos humanos" de los milicianos.

Las fuerzas del gobierno hallaron el cuerpo de Horn cerca de un río a unos 100 metros del lugar de la batalla, dijeron oficiales. Los soldados buscaban a los milicianos de Abu Sayyaf autores de un ataque en el que murieron dos niños y siete aldeanos resultaron heridos hace una semana.

Horn, el turista suizo Lorenzo Vinciguerra y el guía filipino Iván Sarenas fueron secuestrados durante una expedición para observar aves en la provincia de Tawi Tawi, cerca de Sulu, en 2012. Sarenas pudo escapar al arrojarse al mar desde el bote que los llevaba a Jolo.

Vinciguerra escapó dos años después en una fuga dramática durante la cual atacó a un comandante rebelde con un machete y sufrió heridas de bala mientras las fuerzas del gobierno cañoneaban a los milicianos en Patikul.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes