Holandés da versiones distintas sobre asesinato de peruana

LIMA (AP) — El holandés Joran van der Sloot dio versiones distintas a los policías en Chile y Perú sobre la muerte de la peruana Stephany Flores ocurrida el 30 de mayo en Lima.

La AP accedió a los interrogatorios policiales que el holandés respondió primero en Chile y luego en Perú y comprobó que sus versiones eran diferentes.

Mientras en Perú el holandés admitió ser el asesino de Flores; en Chile declaró que fue un ladrón quien golpeó mortalmente a la joven durante un supuesto asalto a la habitación del hotel donde ambos se encontraban la madrugada del 30 de mayo.

"Un hombre salió del cuarto de baño bloqueando la puerta de acceso con un cuchillo en la mano. En la cama había otro hombre con una pistola. El hombre del cuchillo dijo que se callara, pero Stephany comenzó a hablar en voz alta y él la golpeó en la cara haciéndole sangrar por la nariz", dijo Van der Sloot ante la Policía Internacional (Interpol) en Chile.

También declaró, al ser interrogado el 3 de junio por los chilenos, que un día antes de la muerte de Flores, fueron extorsionados en una calle de Lima por supuestos policías a quiénes tuvo que pagar 4.000 dólares y regalar una de sus pulseras que había traído de Tailandia.

Los policías chilenos comunicaron a su colegas peruanos que el holandés de 22 años respondió en inglés las interrogantes, pero "se negó a firmar su declaración" al enterarse que sería expulsado hacia Perú.

Van der Sloot llegó detenido a Lima el 5 de junio desde Chile. Un día después dijo a los policías peruanos, en una versión diferente, que asesinó a Flores en el hotel.

Según los registros, la joven murió media hora después que el holandés recibiese por Facebook un mensaje amenazador por la desaparición de la estadounidense Natalee Holloway que decía "te voy a matar mongolito". Mongolito, es un término despectivo que significa retardado mental en varios países de Latinoamérica.

Narró mientras explicaba a Flores sobre la desaparición de la estadounidense en la isla de Aruba el 2005, "ella me golpeó la cabeza en el lado izquierdo con el puño". Y la violencia se desató.

Van der Sloot, de 1,91 metros de estatura, detalló que golpeó a Flores con el codo derecho "exactamente encima de la nariz", luego la estranguló y la asfixió.

"Se me cruzó por la mente por un momento ocultar el cuerpo de Stephany Flores, pero no podía ver más la escena porque había mucha sangre en la habitación", confesó.

Añadió que después de asesinar a la peruana se llevó sus dos tarjetas bancarias, su documento de identidad, unos 304 dólares y salió en la camioneta Jeep de Flores. Exactamente cinco años antes había muerto Holloway en Aruba.

El holandés admitió que la noche anterior a la muerte de Flores bebió "pisco sour y whisky cola" en un casino cuando jugaba black jack y póquer acompañado de la peruana.

Un juez abrió el viernes proceso penal por homicidio calificado a Van der Sloot quien podría afrontar una pena de cárcel de entre 15 y 35 años de prisión. La justicia dispuso que afronte el proceso detenido en el penal Miguel Castro Castro donde está recluido en una celda unipersonal en el pabellón de prevención.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes