Hollande cenará por separado con Obama y Putin

El presidente francés Francois Hollande no pasará hambre este jueves ya que cenará dos veces, primero con el presidente Barack Obama y luego con el mandatario ruso Vladimir Putin.

Será un desafío digestivo y de logística, pero es la solución diplomática más segura para que el presidente mantenga separados a los dos líderes, que mantienen posturas encontradas en muchos temas.

Hollande recibirá esta semana a por lo menos 18 jefes de estado para conmemorar los 70 años del desembarco en Normandía. Obama y Putin están entre ellos pero no se prevé un encuentro cara a cara. Las tensiones entre Rusia y Estados Unidos están en su punto más álgido en años debido a la agitación en Ucrania.

El galo será el primer líder occidental en reunirse por separado con Putin desde que el presidente ucraniano —un aliado de Moscú— fue derrocado en febrero, Rusia se anexó la península de Crimea y Washington y la Unión Europea impusieron sanciones por las acciones del Kremlin en Ucrania.

Diplomáticos franceses y rusos en París dijeron que Hollande ofrecerá dos cenas consecutivas el jueves. Obama va primero y dos horas después le toca a Putin. Los funcionarios hablaron a condición de no ser identificados porque no estaban autorizados a hablar del asunto.

"Como anfitrión de muchos países (el presidente Hollande) tendrá encuentros por separado", dijo Ben Rhodes, asesor de política exterior de Obama. "Pero no habrá una cena trilateral ese día, será por separado.

Una de la recepciones podría realizarse afuera del palacio presidencial, dijo un diplomático francés. Eso reducirá la probabilidad de que Obama y Putin puedan coincidir. Un diplomático ruso dijo que están estudiando con cuidado el programa para asegurar que cada presidente pase suficiente tiempo con el líder francés.

Francia, que tiene importantes lazos comerciales, bancarios y energéticos con Rusia, ha sido más cautelosa con las sanciones que Estados Unidos y otros países de Europa. Hollande defiende su posición de dejar a Putin como invitado a las ceremonias del Día del Desembarco.

El presidente socialista dijo el mes pasado que nunca olvidará "que los rusos dieron millones de vidas" en la Segunda Guerra Mundial peleando contra los nazis.

Con quien sí podría coincidir Putin es con el presidente electo de Ucrania, Petro Poroshenko, quien fue invitado de último minuto a Normandía.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7