Hombre muere en una atracción llamada "Enterrado vivo" en un parque de Hong Kong

Un hombre murió en el mayor parque de atracciones de Hong Kong, en el interior de una casa embrujada llamada "Enterrado vivo", mientras el complejo de ocio se preparaba para su fiesta anual de Halloween.

El fallecido, un hombre de 21 años apellidado Cheung, murió el sábado al ser golpeado por un ataúd, informaron los medios locales.

El personal de Ocean Park lo encontró inconsciente cinco minutos después de que entrara en la atracción, explicó el director ejecutivo del parque, Matthias Li, que dijo estar muy triste por lo ocurrido.

Se confirmó su muerte en el hospital, indicó la policía.

"Enterrado vivo" debía ser parte de la celebración de Halloween en el parque, entre el 5 y el 31 de octubre.

La página web de Ocean Park promete a quienes entren en esa atracción que "experimentarán el hecho de ser enterrados vivos solos, antes de luchar por salir de su oscuro y escalofriante ataúd".

Los visitantes deben entrar primero en el ataúd, antes de que este se deslice hacia el interior de la casa embrujada. Una vez ahí, se encuentran con lo que Ocean Park describe como "un laberinto pedregoso lleno de terribles espíritus malignos".

El gobierno de Hong Kong cree que el fallecido entró en una zona prohibida a los clientes, donde murió al ser golpeado por un dispositivo mecánico.

La policía abrió una investigación para averiguar las circunstancias de la muerte. El gobierno ordenó el cierre de la atracción hasta nuevo aviso.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7