Hospitalizado en Berlín el activista de Pussy Riot que había sido detenido en Rusia

El miembro del grupo punk Pussy Riot, Piotr Verzilov, que había sido detenido tras irrumpir en el terreno de juego durante la final del Mundial de Rusia, llegó a Alemania, donde fue ingresado en un hospital de Berlín por la familia, que denuncia un intento de asesinato por envenenamiento.

Verzilov, de 30 años, que también tiene la nacionalidad canadiense, llegó a Berlín a bordo de un avión medicalizado el sábado por la noche, acompañado de miembros de su familia y proveniente del hospital de Moscú, donde fue ingresado el martes en estado "grave".

"Era importante para la familia que fuese hospitalizado lo más rápido posible fuera de Rusia", indicó al diario alemán Bild Jaka Bizilj, responsable de la oenegé alemana Cinema for Peace, que organizó el traslado en avión y que apoya desde hace años al movimiento Pussy Riot.

"Esta es la razón por la cual hemos enviado un avión-ambulancia a Moscú y esperamos que en Berlín puedan ayudarle rápidamente y se pueda saber si fue envenenado en Rusia y cómo", añadió.

Según la esposa de Piotr Verzilov, de quien vive separada, no hay lugar a dudas en cuanto al envenenamiento.

"Parto de la base de que fue víctima o de un acto de intimidación o incluso de un intento de asesinato" por envenenamiento, declaró a Bild Nadeja Tolokónnikova, a su llegada a Berlín junto a él el sábado por la noche.

Tolokónnikova publicó imágenes del aterrizaje en su cuenta de Facebook.

"Tres hurras a todos los que han escrito, llamado, visitado, llorado y cantado. Estamos en Berlín, todo va bien", escribió por su parte en su cuenta la pareja actual de Piotr Verzilov, Veronika Nikulshina.

Esta última forma parte junto a Verzilov del grupo punk contestatario y feminista ruso, cuyos activistas fueron condenados en muchas ocasiones por la justicia rusa.

Piotr Verzilov se dio a conocer al irrumpir junto a otros tres activistas en el terreno de juego durante la final del Mundial de fútbol de Rusia en julio, vestidos con uniformes de la policía.

Todos ellos fueron condenados por esto a 15 días de detención.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores estuvo en contacto con los allegados de Verzilov para su traslado en avión medicalizado y su hospitalización en Berlín, que fue en cambio organizada de manera privada.

Verzilov fue hospitalizado primero en Moscú al término de una vista judicial. Después entró en coma y durante un tiempo también perdió la vista.

Poco después recobró la consciencia pero sigue padeciendo alucinaciones y delirios, según su entorno.

Verzilov es igualmente el fundador de MediaZona, una web que informa sobre los juicios a defensores de los derechos humanos.

En Canadá, el primer ministro Justin Trudeau dijo esta semana que estaba "preocupado" por las informaciones sobre Piotr Verzilov.

Su hospitalización y las acusaciones de su entorno con respecto al poder ruso, llegan en medio del caso Skripal.

El gobierno británico acusa a dos agentes de la inteligencia militar rusa (GRU), Ruslan Boshirov y Alexandre Petrov, de haber envenenado al exespía ruso Serguéi Skripal y su hija en Inglaterra en marzo, lo que Moscú niega.

En febrero de 2017, el opositor Vladimir Kara-Murza, que coordinaba las actividades en Rusia del movimiento Open Rusia, entró en coma después de haber sido intoxicado por una "sustancia desconocida", según su abogado. Los médicos encontraron en su sangre rastros de una intoxicación con metales pesados.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes