Hospitalizado el expresidente del Consejo italiano Andreotti

ROMA, ( AFP). Giulio Andreotti, siete veces presidente del Consejo italiano y una de las grandes figuras de la escena política italiana de la post-guerra, fue hospitalizado el jueves en la tarde en Roma por un malestar cardíaco causado por problemas respiratorios, pero su estado no inspira inquietud.

Debilitado desde hace varios días por una bronquitis, el senador vitalicio, de 93 años, fue llevado de su domicilio en el centro de Roma al hospital Gemelli.

" El presidente va bien y ha hecho algunas bromas", declaró su secretaria particular desde hace 20 años, Patrizia Chilelli, citada por los medios italianos.

" Respira normalmente, y es de una extremada cortesía como siempre", agregó. "No pienso que dejará ahora el hospital, debe seguir un poco bajo observación", añadió.

" Nos dijo que va bien (...) Está restableciéndose", indicó por su parte su yerno, Marco Ravaglioli, luego de visitarlo.

Nacido el 14 de enero de 1919 en Roma, Andreotti entró al Parlamento en 1946, con motivo de la Asamblea Constituyente, para nunca dejarlo.

Siete veces presidente del Consejo y 21 veces ministro, Giulio Andreotti, senador vitalicio desde 1991, fue durante mucho tiempo el hombre político más poderoso de Italia y figura emblemática de la ex-Democracia cristiana, pulverizada por el escándalo Mani Pulite (manos limpias) en los años 90.

Personalidad controvertida, acumuló también sobrenombres, " el Inoxidable" por su longevidad política, aunque también el Papa negro, Belcebú, el Divino Giulio, el cardenal laico o el Richelieu italiano por su gusto por el secreto y su espíritu retorcido.

Su ironía le hizo posible atravesar la prueba de dos procesos muy famosos por supuesta colusión con la mafia.

Luego de largos años de procedimiento y una primera condena a 24 años de prisión, la corte de casación lo absolvió en 2003 de la acusación de haber ordenado a la mafia en 1979 el asesinato del periodista Mino Pecorelli.

Se le reprochó su intransigencia en el caso del secuestro de Aldo Moro en 1978: siendo jefe de gobierno en la época, no quiso negociar con las Brigadas Rojas.

Este personaje excepcional fue representado en la película "Il Divo" de Paolo Sorrentino, Premio del Jurado de Cannes en 2008.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7