Humala se queja de falta de equidad con denunciados por corrupción en Perú

El expresidente peruano Ollanta Humala (2011-2016), detenido preventivamente por presunto lavado de activos, se quejó hoy de la falta de equidad y rigor hacia los denunciados por presunta corrupción en Perú.

A través de un mensaje en Twitter, Humala afirmó que él y su esposa, Nadine Heredia, también bajo prisión preventiva, "afrontamos la Justicia porque no tenemos nada que temer".

"Pero no veo equidad, ni el rigor debido con quienes sí festinaron dinero del Estado", agregó el también fundador del Partido Nacionalista.

Humala y su esposa fueron detenidos en julio pasado, a raíz de las investigaciones en Perú por presunto lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, por los aportes de Venezuela y de la empresa brasileña Odebrecht a sus campañas electorales de 2006 y 2011.

La Justicia peruana ordenó igualmente, en febrero último, la detención preventiva del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006) por haber recibido presuntamente un soborno de 20 millones de dólares de Odebrecht, pero su extradición de Estados Unidos aún está en trámite.

El presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, ha sugerido que los casos contra Toledo por los sobornos de Odebrecht y las actividades de la empresa Ecoteva, fundada por el presunto testaferro Josef Maiman, sean acumulados en uno para tramitar la extradición.

Sin embargo, el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, opinó ayer que no pueden comentar sobre el tema específico, pues el expresidente podría alegar una injerencia en su caso.

De otro lado, Sánchez afirmó que la Fiscalía no ha ejecutado ninguna forma de "protección ni encubrimiento" en los casos de investigación abiertos contra el expresidente Alan García y la líder opositora Keiko Fujimori, vinculados a los presuntos aportes de Odebrecht en campaña y a los sobornos de esta compañía para la construcción del Metro de Lima.

El expresidente García (1985-1990 y 2006-2011) es actualmente investigado por los presuntos sobornos que pagó Odebrecht para adjudicarse las obras del Metro de Lima durante su segundo Gobierno, algunos de cuyos exfuncionarios fueron los primeros detenidos en Perú por este escándalo.

En tanto, Keiko Fujimori es investigada por una anotación en el teléfono celular del empresario Marcelo Odebrecht, que presume un incremento de aporte a su campaña, y que será interrogado por un fiscal peruano en Brasil, según la solicitud presentada a la justicia de ese país. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7