Hungría: Embalse con tóxicos cederá, advierten funcionarios

KOLONTAR, Hungría (AP) — El muro de un embalse lleno de sedimentos cáusticos se derrumbará inevitablemente y liberará un nuevo torrente rojizo que podría llegar 800 metros (media milla) al norte, señaló el domingo un funcionario húngaro.

Esto volvería a inundar partes de Kolontar, el poblado que fue anegado el lunes por el torrente tóxico que mató a siete personas, pero los sedimentos no llegarían a la aldea vecina al norte de allí.

El secretario de Medio Ambiente, Zoltan Illes, dijo que las grietas detectadas recientemente en la pared norte de una planta de alúmina se han mantenido iguales debido a condiciones climáticas favorables pero seguirán expandiéndose, especialmente durante la noche.

El vocero de la agencia de desastres Tibor Dobson señaló que los ingenieros no detectaron nuevas grietas durante la noche y que reparaban las viejas, pero aclaró que aún es muy pronto para reducir el nivel de alerta.

Operarios construían muros de protección alrededor del área agrietada del embalse para detener futuras filtraciones y un dique de 620 metros (2.000 pies) para salvar las áreas del pueblo que no fueron afectadas el lunes.

"Diría que la situación es esperanzadora, pero nada ha cambiado realmente", le dijo Dobson a The Associated Press. "Se planea que el muro para proteger a Kolontar se termine esta noche, pero probablemente pasarán varios días antes de que los residentes puedan regresar".

Casi todos los 800 residentes de Kolontar fueron evacuados el sábado, cuando el primer ministro Viktor Orban dijo que era "muy probable" que colapsara la pared norte del depósito, luego que se detectaron grietas en varios puntos del embalse.

En el vecino poblado de Devecser, al norte de Kolontar, se ordenó a los cerca de 6.000 residentes estar listos para evacuar en cualquier momento.

"Esto no ha cambiado", dijo Dobson. "Seguimos alerta ante cualquier nuevo derrame".

Los sedimentos rojizos son un derivado del refinamiento de la bauxita para convertirla en alúmina, el material básico para la producción de aluminio.

El lunes, el torrente llegó a tres aldeas en menos de una hora. Al menos siete personas murieron y 120 resultaron heridas. Se fugaron unos 184 millones de galones (700.000 metros cúbicos) de desperdicios industriales.

En Rumania, las autoridades tomaban muestras del agua cada cuatro horas en la aldea de Bazias, en la que el río Danubio entra al país desde Serbia, dijo el domingo Adrian Draghici, director de agua en el condado de Mehedinti.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes