Hungría: Gobierno descarta cancelar cambios a ley laboral

El gobierno de Hungría no tiene planeado cambiar las nuevas disposiciones sobre tiempo extra y otras enmiendas a la ley laboral que han dado pie a casi una semana de protestas, incluida una en la que guardias de la televisora estatal trataron en forma violenta a legisladores de oposición.

El portavoz del gobierno Zoltan Kovacs dijo que las manifestaciones que comenzaron la noche en la que los legisladores aprobaron las enmiendas tienen tintes políticos, y aseveró que fueron organizadas por grupos que según él son respaldados por el magnate financiero húngaro-estadounidense George Soros.

“Lo que vemos en las calles es una protesta política organizada por partidos y activistas políticos”, dijo Kovacs a la prensa en París. “Las disposiciones húngaras se apegan totalmente a las disposiciones europeas y no tienen que ver con la esclavitud”.

Los cambios aprobados el 12 de diciembre en el parlamento han sido nombrados por sus detractores como la “ley de los esclavos”. Las modificaciones aumentan el número de horas extra que los empleadores podrían pedir a los trabajadores que laboren voluntariamente, lo que en esencia restauraría la semana laboral de seis días, y permitiría que los pagos correspondientes no se efectúen hasta por tres años. El presidente Janos Ader no ha promulgado los cambios.

Diversos legisladores de oposición se han sumado a las protestas que han tenido lugar afuera del parlamento y la sede de la televisión estatal en Budapest.

El lunes, los guardias de seguridad agredieron y sacaron por la fuerza a tres legisladores que ingresaron en el canal televisivo, donde insistían en su derecho a transmitir en vivo la lectura de una lista de cinco demandas, entre ellas la abrogación de los cambios a la ley laboral.

“Ningún legislador había sufrido violencia física en décadas. No sucedió incluso durante el comunismo”, afirmó el legislador independiente Akos Hadhazy, uno de los dos legisladores agredidos. “Eso significa que entre la democracia y la dictadura, estamos ahora más cerca de la dictadura que de la democracia”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes