Iglesia católica en Suiza justifica distribución de condones

GINEBRA (AFP). La iglesia católica de Lucerna, en el centro de Suiza, distribuyó esta semana preservativos a los transeúntes de la ciudad y aseguró que esta campaña de prevención contra el sida no iba en contra de los principios del Vaticano.

"Esto no va en contra de la Iglesia católica", indicó este miércoles a la AFP el portavoz de la iglesia católica de Lucerna, Florian Flohr.

El responsable de la parroquia Alois Metz indicó en un comunicado que era "muy consciente de que el preservativo" era un tema "controvertido" en el seno de la Iglesia, pero estima que su uso permite proteger vidas y seguir el precepto religioso: "amarás a tu próximo como a ti mismo".

La iglesia distribuyó unos 400 preservativos a los transeúntes que pasaban por delante de la estación de Lucerna y que pedían un preservativo.

Como había previsto distribuir en total unos 3,000 durante los tres días de campaña, los 2,600 restantes serán donados a los parroquianos que lo desean, explicó Flohr, que relevó que la operación no tiene como objetivo "hacer propaganda del preservativo".

"Algunas personas viven según los principios de la Iglesia, pero otros, sobre todo hombres, viven de otra forma y necesitan protección" frente al sida, estimó.

La Conferencia Episcopal Suiza se negó a tomar partido.

"Aquí, es una cuestión práctica sobre el sida. Si hay errores esto concierne a la Diócesis de Basilea" de la que depende la iglesia de Lucerna, consideró su portavoz, Walter Müller, contactado por la AFP.

El portavoz de la Diócesis de Basilea, Guiseppe Gracia, explicó que el "preservativo no es un seguro al 100%".

"La sexualidad humana debe hacerse en la dignidad y la fidelidad. Pero si la gente no sabe vivir así entonces que lo haga con el preservativo", lanzó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes