Iglesia católica de Venezuela llama a la reconciliación

CARACAS (AP). La cúpula de la Iglesia católica hizo el jueves un llamado a los venezolanos a superar la fuerte polarización que impera en el país, y manifestó preocupación por la creciente delincuencia.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) expresó, al cierre de su asamblea plenaria ordinaria, su inquietud por la "agobiante polarización" que hay en el país, y afirmó que la "máxima prioridad" debe ser la "reconciliación de los venezolanos".

"El deseo y la necesidad de reconciliación implica el restablecer la convivencia nacional a partir del respeto y aprecio mutuo, el efectivo reconocimiento del pluralismo político, ideológico, cultural y religioso, y la correspondiente tolerancia hacia los demás", dijo el presidente de la CEV, el obispo Diego Padrón, al leer un documento de la asamblea de prelados.

La polarización se ha intensificado en Venezuela durante los casi trece años de mandato del presidente Hugo Chávez.

Los obispos, que en el pasado han sido abiertos críticos del gobierno, en esta oportunidad se abstuvieron de hacer alguna mención sobre el presidente Chávez.

La CEV dijo que para superar la polarización es necesario un "proyecto común compartido", a la vez que rechazó "la imposición de un determinado proyecto de país que conlleve la exclusión política de quienes no lo acepten".

Asimismo, la cúpula eclesiástica hizo un llamado a las autoridades para que atiendan los casos de más de una decena de los llamados "presos políticos" para que sean liberados.

El gobierno ha rechazado que existan "presos políticos", y sostiene que algunos opositores han sido detenidos y condenados por cometer delitos comunes.

La CEV también mostró preocupación por el aumento de la criminalidad en el país, y planteó que "hay que ir a las causas coyunturales del problema".

"El grave peligro en Venezuela es que muchos crímenes quedan impunes", plantearon los obispos.

De acuerdo a cifras de la ONG Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) durante el 2011 fueron asesinadas 19.336 personas, lo que representó un salto de 10% respecto al año anterior cuando se registraron 17.600 homicidios.

La OVV ha dicho que entre 1998 y el 2010 la tasa de homicidios casi se triplicó al pasar de 19 a 57 homicidios por cada 100.000 habitantes, lo que convierte a Venezuela en uno de los más violentos de la región.

El ministro de Relaciones Interiores, Tareck El Aissami, admitió en la víspera que para el gobierno ha sido difícil "romper ese piso duro de 48 muertes por cada 100.000 habitantes", pero reconoció que se ha bajado "significativamente esa curva en estos últimos años", pero no preciso cifras.

Desde que asumió su cargo en 1999, Chávez ha mantenido tirantes relaciones con las autoridades locales de la Iglesia católica a las que ha acusado darle la espalda a los pobres y ponerse del lado de la "oligarquía", a la que considera empeñada en derrocarlo.

De acuerdo a las principales encuestadoras locales, la cúpula eclesiástica tiene una alta credibilidad en el país, donde más de la mitad de sus 28 millones de habitantes profesa la religión católica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes