Iglesia ofrece algo más que paz espiritual a Obama

CHICAGO (AP). Un joven Barack Obama buscaba respuestas a muchos interrogantes, y tal vez un sitio con el cual pudiese identificarse, cuando decidió visitar una parroquia que le recomendaron unos amigos. Lo que escuchó allí lo hizo llorar.

El reverendo Jeremiah Wright habló todo el día sobre el sufrimiento de la gente, sobre los problemas del mundo y del individuo. Pero también habló de lo importante que es tener esperanza y creer que las cosas pueden mejorar.

"La esperanza es lo que nos salva", dijo Wright.

Esa prédica hizo que Obama optase por seguir la Trinity United Church of Christ y adoptase su filosofía de llevar las prédicas a la práctica. Este es un aspecto de la prédica de Wright que ha sido mayormente relegado por sus comentarios incendiarios sobre todo, desde las relaciones raciales hasta los ataques del 11 de septiembre.

El revuelo causado por sus comentarios planteó la peor crisis que ha tenido Obama hasta ahora en su campaña en busca de la presidencia. Obama, no obstante, se ha negado a dejar la iglesia o a romper su relación con Wright, aunque sí se distanció de algunos de sus comentarios.

Cuando se le preguntó esta semana en un programa de televisión si era justo cuestionar su relación con el pastor, Obama respondió: "Considero que es justo por el hecho de que hizo comentarios ofensivos. En la política, no importa si soy blanco, negro, hispano o asiático, eso es algo que van a tratar de explotar. Pero hay que mantener las cosas en perspectiva".

Trinity es una congregación predominantemente negra, que forma parte de una denominación de mayoría blanca, la United Church of Christ. Entre sus 8.000 fieles figuran políticos, médicos, abogados y otros líderes del barrio South Side de Chicago.

La iglesia ofrece una cantidad de servicios, como programas de viviendas y empleos, becas y servicios para gente con VIH y sida, que encajan bien en la filosofía política de Obama.

"(Obama) Tiene una profunda fe en Dios y un gran deseo de ser un agente de cambio. Esa es la prédica de Trinity", comentó al reverendo Michael Pfleger, que oficia en una iglesia católica romana del South Side.

Obama se hizo bautizar en la Trinity. Wright ofició la ceremonia de su casamiento y bautizó a las dos hijas de Obama. Años después, Obama usó el tema del sermón de Wright que tanto lo conmovió en su juventud en el título de un libro, "The Audacity of Hope" (La audacia de la esperanza).

Lo único que sabe de Wright la mayoría de la gente son tramos de sermones en los que dice que Dios debe condenar a Estados Unidos por su racismo, acusa al gobierno de propagar el sida e insinúa que los ataques del 11 de septiembre fueron una retribución por las cosas que ha hecho el país. La relación de Obama con Wright hizo que muchos dudasen de sus creencias y su buen juicio.

Su rival en las internas demócratas, Hillary Rodham Clinton, dijo que ella hubiese dejado la iglesia si su pastor decía cosas como las que dijo Wright. Obama criticó los comentarios más fuertes de Wright y dijo que no los conocía. Pero admitió haber escuchado otras declaraciones polémicas del religioso.

Al mismo tiempo, sostiene que no se puede juzgar a Wright por un puñado de comentarios aislados. Y trató de poner sus palabras dentro del contexto de un hombre negro, cuya infancia y juventud estuvo marcada la segregación y la agitación asociada con la lucha por los derechos civiles.

En su primer libro, "Dreams from My Father" (Los sueños de mi padre), Obama relató el impacto que tuvo su trabajo como militante comunitario junto a parroquias del South Side durante su juventud. Dijo que sentía cierto escepticismo en torno a la religión, pero que lo conmovió la devoción de los fieles y la forma en que las iglesias apoyaban a sus fieles.

Empujado por amigos, Obama decidió afiliarse a Trinity. Uno de sus compañeros de esos días, John Owens, dice que la iglesia "era una parte integral de la comunidad, no era nada radical".

Otro amigo de esa época, Jerry Kellman, considera que Trinity pasó a ser un importante punto de referencia para Obama, especialmente cuando se comprometió y comenzó a pensar en una familia.

"Cuando Barack se unió a la iglesia, no le estaba declarando si fidelidad a Wright, estaba incorporándose a una comunidad", expresó Kellman.

Trinity, al igual que las otras parroquias de la misma denominación, deja las decisiones en manos de juntas y comités. Wright jamás controló por sí solo la iglesia.

Algunas personas que conocen la iglesia comparan su énfasis en la cultura africana con las raíces italianas de la iglesia católica, o su vertiente irlandesa en Estados Unidos. Y niegan tajantemente acusaciones de que sea separatista o rechace a los fieles blancos.

"Eso es ridículo", aseguró Jane Fisler Hoffman, predicadora de Trinity, quien es blanca.

Cuenta que una vez un grupo de alemanes visitó la iglesia y Wright los recibió y oró con ellos en alemán. Posteriormente, el coro de la parroquia entonó una canción en alemán.

"Eso es un reflejo de que la iglesia no rechaza a las personas de otras culturas y otras razas", sostuvo Hoffman.

Agregó que Wright no es el individuo exaltado que aparece en los videos que han circulado, sino un erudito con grandes conocimientos de la Biblia, que piensa muy cuidadosamente las cosas.

"Es uno de los pastores más respetados de las iglesias afro-americanas en Estados Unidos", declaró Kellman, quien admite que Wright "metió la pata" en algunos sermones.

Pfleger dijo que Wright y Obama tienen una actitud intelectual parecida. "Analizan las cosas. No emiten juicios rápidos", indicó.

Los fieles coinciden en que los sermones de Wright, incluso cuando incluyen críticas al racismo y la desigualdad, siempre están basados en las enseñanzas bíblicas, y que el tono fuerte que emplea es una antigua tradición de los negros.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes