Ignoran a expertos en laboratorio para amenazas biológicas

WASHINGTON (AP). El Departamento de Seguridad Interior hizo a un lado las evaluaciones de los expertos del gobierno y designó, aparentemente por razones exclusivamente políticas, al estado de Misisipí como sitio principal para un laboratorio destinado a estudiar las amenazas biológicas más letales, en una acción que ha sido fuertemente cuestionada.

Según los críticos, pesaron más las razones políticas, pues varios poderosos legisladores estadounidenses con fuerte influencia en el Departamento de Seguridad Interior provienen de Misisipí.

Entre los legisladores de ese estado figuran el presidente del comité encargado de supervisar el Departamento de Seguridad Interior, un demócrata, y el principal representante republicano en el comité de Asignaciones del Senado.

Esos legisladores deben aprobar la financiación del Laboratorio Nacional de Bio y Agro Defensa (National Bio and Agro-Defense Facility), cuyo costo se estima en 451 millones de dólares.

De acuerdo con documentos obtenidos por The Associated Press, Misisipí era uno de los cinco estados considerados para la construcción del laboratorio, pero de acuerdo con el sistema de evaluación del Departamento de Seguridad Interior, el sitio de Misisipí figura prácticamente al fondo de la escala.

Los dos legisladores dijeron que ignoraban que Misisipí figurase tan bajo en la escala.

La revelación es el último ejemplo de lo que los críticos consideran una politización de las decisiones por parte del gobierno del presidente George W. Bush.

Eso también incluye el ocultamiento de datos sobre el calentamiento global por parte de la Agencia de Protección del Ambiente y las prácticas de contratación y de despido que causaron una crisis grave en el Departamento de Justicia.

"Esto es muy sospechoso", dijo Irwin Goldman de la universidad de Wisconsin, quien dirigió un esfuerzo infructuoso para que el laboratorio fuera construido en Madison. La oferta de su comunidad figuró entre nueve sitios que fueron rechazados aunque figuraban más alto que Misisipí en la escala del Departamento de Seguridad Interior.

Otros estados descartados, pese a que figuran más alto en la escala que Misisipí, fueron California, Georgia, Maryland, Misurí, Texas y Wisconsin.

Expertos del gobierno habían expresado su preocupación por el sitio propuesto, en Flora, Misisipí. Señalaron que estaba muy alejado de lugares existentes de investigación de programas de biodefensa y carecía de accesos fáciles para empleados expertos en enfermedades altamente contagiosas. Esos expertos colocaron a Misisipí en el puesto 14° entre 17 sitios propuestos en Estados Unidos.

Pero el subsecretario del Departamento de Seguridad Interior, Jay Cohen, descartó esas preocupaciones, según un memorándum interno de julio de 2007 obtenido por la AP.

Cohen, un ex oficial de la armada, fue designado por razones políticas por el presidente George W. Bush, en junio de 2006.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes